Denuncian migrantes nuevas agresiones en tren

Metrópoli 29/10/2015 01:40 Actualizada 01:42

La Estancia del Migrante González y Martínez A.C denunció nuevas agresiones a centroamericanos que intentan cruzar la frontera del país a bordo del tren; luego de que este martes cerca de 60 personas fueran obligadas a descender del ferrocarril con amenazas y golpes a la altura de antigua estación de ferrocarril en Tequisquiapan.

Martín Martínez, presidente de la Estancia del Migrante responsabilizó al cuerpo de seguridad Valle Toluca de las agresiones cometidas en contra de los centroamericanos y aunque reconoció que no se registraron lesiones de gravedad en esta ocasión, aseguró que en otros casos han incluso accionado sus armas de fuego.

“Las personas que forman este cuerpo de seguridad todos los días hacen lo mismo, casi siempre ocurren las amenazas a los centroamericanos en Viborillas, pero ahora toco en el tramo de Tequisquiapan”.

Martínez denunció que las agresiones cometidas a migrantes por parte del personal que vigila las vías del tren han sido recurrentes en los últimos meses, y aseguró que centroamericanos han resultado heridos de gravedad por impactos de bala, lesiones causadas por el personal de vigilancia según refieren los centroamericanos.

“A partir de que este cuerpo de seguridad llegó a territorio queretano, hemos tenido conocimiento de un promedio de 50 centroamericanos agredidos por estas personas”.

Aunque el presidente de la Estancia del Migrante González y Martínez ha acudido a la Defensoría Estatal de los Derechos Humanos, aseguró que las denuncias sobre agresiones cometidas por el cuerpo de vigilancia de las vías férreas no han sido consideradas por el organismo.

La asociación civil ha interpuesto una denuncia por agresiones a centroamericanos cometidas en el municipio de Colón, sin embargo no se ha informado sobre el avance de las indagatorias, agregó Martín Martínez.

“Parece que necesitamos que se cubra de sangre como en otros estados para que se protejan los migrantes”.

Marvin, migrante hondureño, fue víctima de agresiones y robos por parte de elementos policiacos en entidades cercanas a Querétaro; agregó que el propio personal encargado de vigilar las vías férreas exige a los centroamericanos la entrega de dinero para permitirles que puedan continuar su ruta a través del ferrocarril.