Campesinos dan “carpetazo” a decreto de Peña Colorada

13/08/2015
01:46
-A +A

Campesinos de los nueve ejidos de Peña Colorada dieron “carpetazo” al tema de la declaratoria como área natural protegida, aunque tampoco permitirán urbanización, dijeron en conferencia de prensa.

Luis Carlos Moreno Pérez, secretario de Asuntos Agrarios del Comité Nacional de la Central Campesina Cardenista, explicó que para ellos “es caso cerrado” el decreto y solicitaron al gobierno entrante, que estará encabezado por Francisco Domínguez Servién, no retomar el proyecto.

En nombre de los nueve ejidos (seis de Querétaro y tres de El Marqués) afirmó que no venderán sus tierras siempre que las autoridades no aprueben cambios de uso de suelo.

“Se cerró la venta, los ciudadanos tienen derechos y obligaciones (…) pedimos que cualquier acto que pretendan realizar a nuestras tierras tendrá que ser consultado y si conviene a los intereses podríamos dar el consentimiento”.

En este tenor lamentaron no haber sido tomados en cuenta cuando se llevaron a cabo las negociaciones y análisis social de la zona; según refieren, no fueron consultados para dar opinión sobre la pretensión de declararla como área protegida.

Reafirmaron que sólo buscan proteger su patrimonio, por lo que —ante falta de garantías— no pueden acceder a poner en riesgo sus tierras, “no vamos a violentar las leyes, pero tampoco vamos a permitir que se violenten los de nosotros”.

No quieren urbanización. A la par, dijeron que no permitirán la llegada de empresas o desarrollos inmobiliarios a las tierras que están protegidas por ellos mismos; sin embargo, apenas se buscarán al total de los ejidatarios para que no accedan a la venta de sus terrenos.

Evitar la compra tiene el objetivo de no “abaratar” las tierras, pues saben del alto valor comercial que representan, por lo que evitarán “que compren en pesos y vendan en dólares”.

“Estamos en contra de la urbanización y a favor de los recursos naturales, lo que pedimos es que se respeten los derechos humanos de los ejidatarios que viven en estos nueve ejidos, son entre cuatro mil y cinco mil personas”.

Evocó casos en los que ejidos han desaparecido como consecuencia de la urbanización en otras zonas del estado y del país, en donde los desarrolladores han pagado cantidades mínimas por tierras que se venden a grandes cantidades.

El representante de los ejidos también expuso que más allá del decreto formal, “la historia” indica que las leyes no se respetan, por lo que un decreto no es suficiente, de ahí que son ellos los que protegerán su patrimonio.

En la zona de Peña Colorada, el 80% de la tierra es de 740 ejidatarios que conforman 800 familias.