JLo, plena pero al borde del fracaso

Vida Q 29/06/2014 00:39 Actualizada 03:30

Cantante, actriz, empresaria y bailarina, Jennifer Lopez lo tiene todo. A sus 44 años sigue derrochando fuerza, sensualidad y erotismo en cada una de sus actuaciones. Ha protagonizado la canción oficial de Mundial de futbol de Brasil con concierto de inauguración incluido; ha anunciado la publicación de su primer libro, acaba de lanzar su esperado nuevo disco, A.K.A. y vuelve a ser una de las solteras de oro del pop internacional.

Sin embargo, no todo es tan bonito como parece. Durante las últimas semanas las redes sociales y los medios de comunicación han ardido por las críticas a la artista quien, tras más de 10 años en la cima del éxito, sigue sorprendiendo, para bien y para mal.

Han transcurrido 15 años desde que Lopez, que tomaba el tren 6 que le llevaba desde El Bronx a Manhattan, sacó al mercado su primer disco, On the Six, tiempo en el que se ha convertido en una estrella, tanto en el mercado latino como en el anglosajón.

Su popularidad se consolidó en 2001, cuando su álbum J.Lo, por el que recibió su famoso apodo, alcanzó el número uno de los discos más vendidos. A partir de entonces ha interpretado innumerables éxitos mundiales como “Lets get loud”, “Jenny from the block”, “Qué hiciste”, “On the floor” o “Dance Again”, junto a Pitbull.

A la vez, Lopez se iba haciendo un hueco en la industria cinematográfica. Su primer taquillazo lo consiguió en 1997 con Selena, un filme en el que interpretaba a la cantante de origen mexicano. Este papel le reportó una nominación a un Globo de Oro y le abrió las puertas de la meca del cine.

Posteriormente ha trabajado con John Voight, Sean Pean, George Clooney, Ben Affleck o Matthew McConaughey.

Además ha protagonizado varias campañas de publicidad como imagen de L’Oréal o Gillette; tiene una empresa de venta de telefonía para el mercado latino, una línea de ropa y fragancias, cuya recaudación ha destinado en alguna ocasión a la lucha contra el cáncer, y acaba de confirmar que participará en la edición 14 de American Idol, en su cuarta temporada como jurado. Pero, la carrera de Lopez atraviesa en estos momentos un periodo crítico, muy ambivalente.

“A.K.A.” ¿una caída?

Hace pocos días, la diva de origen puertoriqueño lanzó al mercado su octavo álbum de estudio: A.K.A, con el que vuelve al mundo del “r’n'b” y el hip hop, en el que han participado grandes figuras de ambos géneros como T.I, Nas, French Montana, Iggy Azalea, Rick Ross y Pitbull.

Sin embargo, Lopez tendrá que conformarse con un humilde estreno en la lista de discos más vendidos, Billboard 200, ya que no ha entrado en el top 5 y tendrá dificultades para superar las 30 mil copias, cuando su álbum anterior vendió 83 mil en la primera semana y tampoco fue considerado un buen resultado. Como consecuencia, Lopez ha tenido que sobrellevar titulares muy duros como: “El nuevo disco de J.Lo, destinado al fracaso”.

A punto de los 45

Pero Lopez sigue siendo “La diva de El Bronx” y lo demostró hace unas semanas, ofreciendo un gran concierto a su gente. La estrella eligió como escenario la playa Orchard, donde se divertía de pequeña, para celebrar su primer concierto en su barrio.

Esta vez la diva no defraudó a nadie y demostró que a pesar de estar a punto de cumplir 45 años, sigue en forma. El legendario vestido verde de Versace que lució en la gala de los Grammy 2000 y que se convirtió en un símbolo de la cultura pop, evidenció el increíble cuerpo que aún tiene. (EFE)