Ilegales, más de 10 mil tomas de agua

De 431 mil, entre 15 y 20% presenta alguna irregularidad; tan sólo en metrópoli hay 9 mil clandestinas, dice Abedrop
Tomas clandestinas, agua, CEA, Abedrop, Querétaro
Según autoridades, las tomas ilegales de agua son aquellas de las que se extrae el líquido sin contrato de por medio, o lo roban de tuberías de la CEA. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/04/2017
01:59
Marittza Navarro
-A +A

En el estado de Querétaro se estima que hay más de 10 mil tomas clandestinas de agua. Para identificar cuáles son legales y cuáles ilegales, la Comisión Estatal de Aguas (CEA) avanza en un censo para detectar la condición de cada toma.

Enrique Abedrop Rodríguez, vocal Ejecutivo de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), recordó que en la entidad existen 431 mil tomas y se estima que entre 15% y 20% presentan alguna irregularidad (es decir, entre 64 mil 650 y 86 mil 200) y de esas, alrededor de 10 mil son clandestinas.

Tan sólo en el municipio de Amealco, se detectaron mil 200 tomas ilegales. El censo avanza en el municipio de Querétaro y zonas aledañas, donde “estimamos que tan sólo en la zona metropolitana existen 9 mil 800 tomas ilegales”, dijo el funcionario.

Las tomas irregulares implican alguna inconsistencia en la forma del servicio; es decir, negocios que pagan por una tarifa domiciliaria (que es más barata) o industrias que tienen otro tipo de giro, que genera un menor ingreso para la CEA; o bien, que de una toma domiciliaria se abastezcan otros hogares o negocios que deberían tener conductos individuales.

Mientras que las tomas ilegales son las de quienes usan el servicio sin contrato de por medio, o de quienes “sacan” alguna extensión de las tomas de la CEA; es decir, se roban el agua.

Agua perdida. De acuerdo con estimaciones de la dependencia, se pierden 47 millones de metros cúbicos de agua al año, por fugas, tomas clandestinas o agua que no se paga, provocado por los miles de usuarios que se roban el servicio.

El censo es necesario en la entidad, pues el más reciente es del año 2006, por lo que se requieren datos específicos, con una población que creció 29% desde el año 2000, lo que incluye colonias irregulares.

Con el padrón se identifica quién está conectado, en dónde está conectado y cómo está obteniendo el servicio, lo que ayuda a detectar las tomas que funcionan de forma clandestina.

Datos de la CEA también indican que se requiere un uso racional del líquido, pues se sabe de un gran desperdicio. Actualmente se tiene que sólo 14% del consumo es doméstico, 3% de la industria y 83% es de uso agrícola.

Los reportes. Para enfrentar la problemática, el pasado 3 de abril se habilitó la línea telefónica directa para la denuncia de tomas clandestinas.

El número 2-11-06-55 es el número para la denuncia, y se trabaja con los mismos operadores de las líneas de atención a fugas.

El vocal explicó que cuando se recibe una llamada de alerta de algún ciudadano, se envían cuadrillas para atender el caso, se clausura la toma y se hace un cálculo del consumo de agua que no se ha pagado por dicha toma, y entonces se hace el cobro, que incluye multas.

Las denuncias pueden ser anónimas, y no se limita al contacto telefónico, sino que pone a disposición las redes sociales y la página de la CEA: www.ceaqueretaro.gob.mx para presentar las denuncias.

El único dato mínimo requerido es la ubicación del sitio donde se sospecha que existe la toma clandestina, y especificar si la sustracción “es permanente o con conexiones en horarios determinados”.

La Comisión Estatal reporta que, al corte del sábado, se presentaron 41 reportes de posibles tomas clandestinas, casos provenientes del todo el estado; 22 de ellas recibidas a través de las líneas telefónicas y 19 por otras vías como redes sociales, correo electrónico o denuncias presenciales en los centros de atención de la CEA.

Todas las denuncias, reportaron autoridades de la Comisión Estatal del Agua, fueron atendidas en un plazo no mayor de 24 horas.

Comentarios