27 / julio / 2021 | 12:28 hrs.

En el futbol se olvidan diferencias

Deportes 18/06/2014 01:30 Actualizada 09:47

[email protected]

La pasión por el futbol no distingue preferencia sexual, raza o condición económica. Por lo menos esto quedó evidenciado ayer, cuando más de 200 personas aficionadas se dieron cita antes de las 14:00 horas en el cruce de Insurgentes y Puente de Alvarado para ver el juego entre México y Brasil en una mega pantalla colocada a lo alto de una tienda departamental.

Sexoservidoras, indigentes, trabajadores, albañiles, amas de casa y estudiantes observaron desde la entra del Metrobús Revolución y desde la calle Puente de Alvarado, los constantes intentos de la Selección Mexicana por meterle gol a Brasil; no lo lograron, pero el entusiasmo nunca paró, nunca se dio por vencido, aunque la pantalla no contara con audio para escuchar a los comentaristas o incluso los gritos de cuando el equipo opositor intentaba golearnos.

“Ahora sí que esta pantalla me alivianó, no me hubiera dado tiempo de irme a mi casa para llegar a ver el futbol, estoy muy contento de cómo jugaron, de cómo se pusieron la camiseta y dieron batalla a Brasil, así sí dan ganas de volver a verlos”, fue uno de los comentarios de Juan Ávalos, empleado de una compañía cervecera, quien prefirió quedarse en el lugar para ver jugar a la Selección antes de llegar a su casa.

Expresiones como ¡Arriba Brasil! también se dejaron escuchar por parte de algunos automovilistas que transitaban por la avenida Insurgentes, pero de inmediato, la gente congregada en la entrada del Metrobús respondió: ¡“Vamos México, seguimos creyendo en ti”.! Vaya, ni siquiera le importó que por más de dos horas, el camión rojo que siempre advierte su llegada con el sonar del claxon pasara a menos de un metro cerca de ellos.

Gran nerviosismo quedó impregnado en la estación del Metrobús Revolución, donde algunos asistentes pedían a gritos a Guillermo Ochoa no dejara entrar la pelota. ¡No la dejes entrar, eres mi héroe ca..”

Los estigmas hacia la Selección Mexicana quedaron atrás. Muchos aficionados aseguraron que a partir de ayer se vuelve a creer en los futbolistas nacionales. Incluso, Diana “N”, transexual aficionada al Tricolor, dijo que es momento de confiar.

Temas Relacionados
futbol olvidan diferencias