OFEQ se enfrenta a Nosferatu con música de Interciclos

Ludwig Carrasco da detalles sobre las piezas creadas para la película muda de F. W. Murnau, que nunca había sido musicalizada en México
OFEQ tiene un reto con Nosferatu
Foto: Archivo. El Universal
18/03/2019
05:41
Rocío G. Benítez
-A +A

En la época del cine mudo se proyectaba la película mientras los músicos tocaban en vivo para ambientar las escenas de amor, persecución o duelo. Evocando aquella etapa, la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ) musicalizará la cinta Nosferatu; una sinfonía de horror (1922), de F. W. Murnau, con piezas del colectivo Interciclos.

Ignacio Baca Lobera, Andrea González, Édgar Guzmán, Germán López Vargas, Juan José Bárcenas y Pablo Rubio Vargas, integrantes de Interciclos, crearon una pieza cada uno, de forma libre y con su propio estilo, que corresponde a diferentes escenas de Nosferatu. El estreno mundial de estas obras, junto con la proyección de la película, será el viernes 22 de marzo, a las 20:00 horas, en el Teatro Metropolitano, con la dirección de Ludwig Carrasco.

Los compositores describieron el proyecto como algo inédito y un reto creativo; incluso para la misma Filarmónica de Querétaro también será un reto.

vq-nosfe_89323479_0.jpg

“El proyecto es algo inédito, que no se ha hecho en el país. Nosferatu es una película muy importante en la historia del cine, que la han musicalizado en otros países, pero aquí en México es la primera vez que se hace y que sea con obra de seis compositores también es sorprendente, porque congrega una diversidad de géneros, estilos y formas de interpretar una obra de arte como es Nosferatu. Y para la orquesta también será un reto, aunque ya en esta temporada llevamos varios estrenos, siempre el estrenar implica enfrentarse a una obra por primera vez, estudiarla y presentarla, es algo que requiere mucho trabajo, personal y colectivo”, dice Ludwig Carrasco, director de la OFEQ, a EL UNIVERSAL Querétaro.

La Filarmónica de Querétaro recién celebró el estreno mundial de “…para atrapar un son”, de Mauricio Beltrán; presentó en México la obra “Obertura Fausto”, de Emilie Mayer; realizó el estreno mundial de “El barco”, de Claudia Herrerías;  y “Tierra de fuego”, de Lilia Vázquez. Y las seis obras de Nosferatu, del colectivo Interciclos, también se suman a los estrenos programados por la orquesta en su primera temporada de conciertos 2019.

“Hacer estrenos en tan poco tiempo, son nueve en tres meses, posiciona a la orquesta en un plano diferente, aunque sí hay orquestas que están programando cada vez más música mexicana, hacer tantos estrenos en tan poco tiempo, creo que puedo decir al 99% de seguridad, que ninguna otra lo está haciendo, esto refrenda la línea de trabajo que había planteado hace un año, cuando llegué a la OFEQ, de presentar proyectos distintos y apoyar al medio ambiente musical mexicano, en este caso a los compositores y repertorio sinfónico, porque tan sólo las seis obras de Nosferatu se pueden incorporar al repertorio de las orquestas, independiente que sean con película o sin ésta, porque también se pueden presentar sin el filme”, añade Ludwig.

El horror tiene su sonido propio. Nosferatu cuenta la historia de Hutter y su esposa Ellen, una joven pareja que ve interrumpida su felicidad cuando a él lo envían a Transilvania para cerrar trato con el extraño conde Orlock, de la venta de una casa en Wisborg, el mismo pueblo donde viven. Cargando su féretro, el conde emprende su viaje en barco y a su llegada descubren que toda la tripulación ha muerto, así comienza el terror entre los habitantes del pequeño pueblo.

nosferatu3.jpeg

Durante el apogeo del expresionismo alemán, Friedrich Wilhelm Murnau creó a Nosferatu, reinterpretando la historia de Drácula, novela de Bram Stoker; y una demanda por parte de la familia del escritor impide su distribución masiva, hasta años después que es rescatada la cinta y acompañada con música de Hans Erdmann.

“Sí se llegó a componer una banda sonora que se perdió y varios años después se rescató, pero en realidad no sabemos exactamente cómo sonaba, sé que otros compositores en Estados Unidos y Europa han escrito para esta película, para ser acompañada con su exhibición, y eso nos abrió la puerta a que nosotros busquemos nuestra propia versión de Querétaro, que esperemos tenga el éxito para que se pueda llevar a otras partes del país”, dice Carrasco.

Diferentes propuestas. Al tomar la dirección de la OFEQ, Ludwig Carrasco comenzó a dar cabida a intérpretes y músicos radicados en la ciudad, a conjuntar esfuerzos con otras instituciones e impulsar nuevos proyectos. Así surgió la propuesta de crear el colectivo Interciclos, teniendo como principal aliado al compositor Ignacio Baca Lobera, con quien Carrasco ya había trabajado.

“Me sorprendió que varios de los compositores más activos del país viven en Querétaro, como Ignacio Baca Lobera, que es una referencia a nivel nacional, o Juan José Bárcenas que ha estado prácticamente de ganador en los principales concursos de México y del extranjero, y me sorprendió que no existieran conciertos o un grupo especializado en tocar música contemporánea; yo conocí a Ignacio hace varios años y grabé un disco de su música, me acerqué a él y le dije: ¡vamos a hacer algo!”.

Interciclos se formó en 2018 con la participación de Ignacio, Andrea González, Édgar Guzmán, Germán López Vargas, Juan José Bárcenas y Pablo Rubio Vargas, quienes en diferente época fueron alumnos de Baca Lobera. Y fue también Ludwig, quien planteó al colectivo el proyecto de musicalizar Nosferatu.

La mayoría no había realizado algún proyecto para cine. Juan José había creado música para cortometrajes, Pablo trabajó en California con un colectivo que improvisaba mientras se proyectaban películas; a Ignacio nadie le había pedido hacer una obra para un filme y revela su desagrado por las cintas musicalizadas, por lo predecibles que son y los repetitivos clichés sonoros.

Andrea, con 24 años de edad, es la más joven del colectivo, la única mujer y aún estudiante; ella aceptó la invitación de componer una pieza para Nosferatu porque le gusta la música del cine y con su pieza quiere romper esos clichés de los que habla su maestro.

“Para mí, que aún no me he graduado, es una gran oportunidad trabajar con la orquesta, no lo había hecho antes. A mí sí me gusta mucho la música de cine y este proyecto es como la oportunidad de romper esos clichés, porque no quiero hacer lo que siempre se ha escuchado en cine, sino meter mi propio estilo”, expresa Andrea.

Son seis piezas y todas son diferentes, algunas tendrán intervención electroacústica y fueron creadas sin tener una sincronía con la imagen, otras fueron compuestas pensando en la música modular y también hay piezas que se guiaron estrictamente por la narrativa de la historia.

“Individualmente todos son grandes compositores, cada uno tiene un estilo totalmente distinto, alguno, quizá por haber sido alumno de Baca Lobera, pueda tener ciertas similitudes, pero la manera en que lo han plasmado en las partituras es muy personal”, destaca Ludwig.

A partir de este martes comenzarán los ensayos de Nosferatu con la Filarmónica de Querétaro, el estreno es el viernes 22 de marzo, a las 20:00 horas, en el Teatro Metropolitano. Los boletos están disponibles en online a través del portal de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro y en taquilla el día del evento.

 

Música para una joya del cine

  • Evento: Musicalización en vivo de la película muda del director alemán Friedrich Wilhelm Murnau.
  • Cuándo: 22 de marzo,  a las 20:00 horas.
  • Dónde: En el Teatro Metropolitano.
  • Dirige: Ludwig Carrasco Musicalización: A cargo de la  Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro. 
  • Estrenos mundiales: Música creada ex profeso por los compositores Andrea González, Édgar Guzmán, Germán López Vargas, Juan José Bárcenas  e Ignacio Baca Lobera.
  • Los boletos están disponibles en la página de Internet de la OFEQ, www.filarmonicadequeretaro.org; también se pueden adquirir el día del evento en la taquilla. 

 

Así suena 

vq-edgar_89323474_0.jpg

ÉDGAR GUZMÁN 
La cinta inicia con la música de este compositor, quien nombró a su obra “Sobre la virtuosa ignorancia de la escena”, y es una pieza en módulos que se pueden manipular libremente. 

vq-juanjose_89323473.jpg

JUAN JOSÉ BÁRCENAS
Tomó referencias del  impresionismo para luego incluir su estilo en momentos dramáticos, como la primera aparición del conde Orlock: Nosferatu

 

vq-german_89323475.jpg

GERMÁN LÓPEZ VARGAS
Con una sincronía total con la imagen,  Germán destaca en su composición a la sección de metales, para imprimir el dramatismo, energía y fuerza de la historia. 

vq-pablo_89323476.jpg

PABLO RUBIO VARGAS 
Nombró a su obra “Apariciones”, porque recrea las apariciones fantasmales de Nosferatu en el barco, y lo hace como un error digital a través  de electroacústica. 

vq-andrea_89323472.jpg

ANDREA GONZÁLEZ
Representa en su música el momento en que el barco del conde llega al puerto y sólo encuentran un cadáver a bordo, su obra ambienta esa angustia de no saber qué está pasando. 

vq-ignacio_89323482.jpg

IGNACIO BACA LOBERA
Sin ser  sincrónico a la historia,  creó el sonido del final con electroacústica,  justo para representar el momento en que la protagonista descubre la manera de matar al vampiro.  

Comentarios