Se encuentra usted aquí

Mayores recursos para salud mental

26/05/2013
02:44
-A +A

Los homicidios y suicidios por cuestiones mentales en Querétaro pueden evitarse si se destina el 10% del presupuesto en salud a enfermedades de la mente, aunado a contar con un Hospital psiquiátrico.

Actualmente el gobierno del estado destina únicamente el 2% de este presupuesto a esta materia, además de que es la entidad uno de los 8 estados que no cuenta con una infraestructura especializada para la atención a estos pacientes, informó el diputado federal por Querétaro del PAN, Ricardo Anaya.

Destacó que esta problemática que se vive en el estado, es una situación que prevalece incluso a nivel nacional, siendo México un país que no ha atendido con seriedad las enfermedades de salud mental, quien al igual que Querétaro, del presupuesto para Salud, destina únicamente el 2%, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que debe ser mínimo el 10%.

“Hay que recordar que el suicidio es hoy en día  la tercera causa de muerte en el país, razón adicional para que entendamos que se debe invertir más en salud mental,  y también recordar que en el caso de Querétaro somos uno de los únicos  ocho estado que no cuentan con un hospital psiquiátrico  y eso es algo que debiera ocuparnos a todos”.

Destacó la necesidad que tiene la  entidad de contar con un Hospital de salud mental, así como de manera urgente atender la recomendación de la OMS con un incremento en la inversión en la atención a las enfermedades mentales, reduciendo la brecha en estos padecimientos y pasar del 2% al 10% en recursos.

“Las tragedias relacionadas  con la depresión, ataques de pánico, ansiedad  y esquizofrenia, como suicidios y homicidios, son evitables cuando son tratadas a tiempo y sin embargo no  hemos querido entender que más del 10% de todas las enfermedades son mentales, y el problema no se va a resolver mientras no invirtamos, y para ello el estado debe destinar mayores recursos”.

La inversión para salud mental, además de infraestructura implica de acuerdo al legislador federal, la prevención, el diagnostico, y tratamiento, así como la contracción de terapeutas, médicos y medicamentos.