Amor perruno. Apapachan al amigo fiel

Dog Land ofrece servicio de hotelería, guardería, estética y boutique para mascotas; cuenta con una alberca y próximamente buscan ofrecer un área para fiesta de cumpleaños
La directora de la empresa, Nahive Gallegos, asegura que en el hotel boutique se les brinda a las mascotas el mismo trato y la atención que le gustaría que otras personas les dieran a sus animales (Fotos: CÉSAR GÓMEZ)
11/06/2017
02:47
Lourdes Durán
-A +A

El amor por los animales llevó a Nahive David Gallegos a descubrirse al frente de Dog Land, un proyecto que ofrece servicios de hotelería, guardería, alberca, estética y boutique para perros. Licenciada en Informática Administrativa, la directora general de la empresa dejó a un lado su carrera profesional para dedicarse a algo que la hace sentirse feliz, que considera una gran responsabilidad y desde donde busca aportar su granito de arena a la sociedad y a la comunidad animal.

“Yo quería estudiar veterinaria pero me enfoqué en mi carrera, que fue sistemas. Estuve trabajando en diversos proyectos de forma independiente, pero llegó un punto en el que me cansé de eso y decidí hacer lo que realmente me gusta, que es dedicarme a animales”, menciona la mujer.

Siete perros y cuatro gatos, todos de adopción, forman parte de la familia de Nahive, quien asegura que Dog Land le ha dado la oportunidad de adoptar a más mascotas.

“La mayor satisfacción para mí es ver realizado mi sueño; ver que una idea que tienes se va desarrollando con trabajo, con la ayuda de las personas indicadas y con el apoyo de tu equipo. Todos los días no es venir a trabajar. Es venir a hacer lo que te gusta y, en ese sentido, me siento plena. Estoy en un proyecto que me permite hacer lo que me gusta, que es cuidar de los animales, convivir con ellos y ayudarlos”, comparte la encargada.

El concepto

“El proyecto surge por el amor que tenemos a los animales y por la idea de cómo nos gustaría que trataran a nuestros perros. Son varios socios, pero yo soy la persona que está al frente”, expone Nahive.

“En Dog Land pretendemos ser la extensión de la casa de las mascotas, un lugar en el que el dueño esté seguro de que está dejando a su perro en buenas manos. Este proyecto lo iniciamos en enero de hace un año”, agrega.

La mujer plantea que para muchas personas las mascotas son parte de su familia, por lo que su empresa busca posicionarse como un lugar en el que los animales sean tratados lo más parecido posible a la forma en que los atienden en su casa.

“Muchas personas han pasado por malos veterinarios, malas pensiones, malos de todo. Lo que nosotros buscamos es que las mascotas estén en un lugar en el que reciban los mismos cuidados que les dan sus dueños; que se diviertan, se sientan bien cuidadas y que las vacaciones no sean sólo para el dueño, sino también para la mascota”, refiere.

Considera que ser un dueño responsable implica muchas cosas, que van más allá del cuidado médico de una mascota o la alimentación de la misma.

“En estos tiempos está creciendo mucho la idea de las adopciones como un trato diferente hacia las mascotas, y por lo mismo buscas servicios de calidad y personas que realmente estén comprometidas y que amen lo que están haciendo”, indica.

“Si te vas a algún lugar de vacaciones o si no tienes tiempo para atender a tu perro necesitas un lugar en el que sepas que va a estar seguro y que va a estar bien atendido, eso ofrecemos”, plantea Nahive.

Dog Land recibe a los animales sin restricciones y ofrece la posibilidad de diseñar un plan de actividades para cada uno de los perros, acorde a lo que sus dueños requieran.

Para acceder a los servicios, las mascotas deben tener su cartilla de vacunación al día. En caso de no contar con alguna de las vacunas (rabia, quíntuple o séxtuple, bordetella, desparasitación o antipulgas), los dueños deben esperar de ocho a 10 días después de la aplicación del medicamento, para poder acceder a los distintos servicios del lugar.

Dog Land dispone de un médico responsable que orienta a los empleados en cuestión de tratamientos y cuidados que se deben tener con ciertos perros.

Servicios

Ubicado en el municipio de Corregidora, Dog Land cuenta con 28 habitaciones que incluyen cama individual, cobija, platos y juguetes para los huéspedes del lugar. Cada habitación cuenta con su propia cámara de vigilancia y los tamaños de las mismas varían y se adecuan a cualquier raza o familia canina que quiera dormir junta.

El lugar cuenta con una capacidad máxima para atender a 45 canes de forma simultánea; en temporadas vacacionales registra 100% de ocupación. De acuerdo con Nahive, los periodos de abril, julio y diciembre son los de mayor afluencia canina.

“Tenemos tres o cuatro temporadas fuertes al año [las vacacionales], que es cuando el hotel está completamente lleno. En temporadas que no son tan fuertes es cuando tenemos más demanda de terapias, alberca y guardería”, comenta Nahive.

Además del servicio de hotelería que se ofrece, Dog Land funciona como guardería, estética y boutique.

Asimismo, el lugar cuenta con una alberca profesional para los animales, está climatizada mediante ocho paneles solares y se encuentra en un área cerrada.

En la alberca se ofrecen sesiones de rehabilitación post-operatoria; sesiones de acondicionamiento físico; sesiones recreativas; sesiones para perros de edad avanzada, y sesiones en familia para que los dueños de las mascotas puedan nadar con sus perros y éstos se sientan más seguros.

“Queríamos iniciar solamente con una guardería, pero nos empezamos a emocionar y dijimos: ¿Por qué no el hotel?. Luego: ¿Por qué no la alberca?. Actualmente, manejamos también lo que son postres para mascotas, que pueden ser pasteles de cumpleaños, galletas y cupcakes”, apunta.

Desde que inició operaciones, en enero de 2016, Dog Land se ha apoyado mucho en las redes sociales y volantes impresos para lograr que un mayor número de personas conozcan este proyecto.

Sin embargo, de acuerdo con Nahive, la recomendación de boca en boca ha sido su mejor publicidad.

“Afortunadamente hemos tenido clientes que se van satisfechos y ellos mismos son los que han ido recomendándonos; así es como hemos crecido. Por una parte, apoyados por nuestro médico veterinario y, por la otra, apoyados por la gente que conoce nuestros servicios”, dice la mujer.

Proyectos a futuro

La directora general de Dog Land afirma que a largo plazo la visión es franquiciar el concepto. “Sabemos que para eso necesitamos mucho trabajo, pero día con día hacemos nuestro mejor esfuerzo”, señala.

En cuestión de crecimiento, Dog Land también apuesta a contar con su propia línea de pastelería, así como a impulsar un programa de difusión de adopciones.

En lo que respecta al primer punto, la línea de pastelería, actualmente se cuenta con apoyo de una chef que elabora postres para perros, a partir de ingredientes 100% naturales.

“Todos nuestros postres son avalados por nuestro médico veterinario; contamos con opciones veganas, integrales y de pollo. Una característica es que hacemos los pasteles acorde a la carita del perro. La chef encargada de hacer la pastelería es quien se encarga de todo eso”, precisa.

La encargada del lugar adelanta que próximamente pondrán en funcionamiento un área de fiestas, con paquetes especiales para que los canes puedan festejar sus cumpleaños.

Como parte de este servicio, se ofrecerán paquetes integrales que incluyan la alberca y opciones para determinado grupo de perros y sus familias.

A propósito del programa de adopciones, Nahive David Gallegos afirma que Dog Land busca contribuir en la difusión de campañas de adopción, para que las personas sean conscientes sobre la importancia de brindar hogar a un animal mediante esta modalidad, en lugar de comprar animales.

“Queremos entrarle a este tema, para promover la idea de adoptar y dejar de comprar animales. Inclusive aquí se ha dado, que hemos adoptado a perritos que nos han llegado. Creo que hemos avanzado en esta parte, pero aún queda mucho por hacer. De esta forma, queremos poner nuestro granito de arena”, refiere la mujer.

Un total de cuatro personas trabajan de forma permanente en Dog Land; entre ellas se encuentra Rubén, el entrenador a cargo del manejo de los perros. Nahive explica que cada uno de los integrantes del equipo cuenta con un perfil específico, aunque asegura que en general todos desarrollan funciones de distinta índole.

“Al igual que Rubén, otra persona se encarga de dar cierto tipo de cuidados a los animales, pero te puedo decir que aquí todos hacemos de todo y trabajamos en equipo”, menciona.

Dog Land está abierto de lunes a viernes de 9 de la mañana a 7 de la noche, y los sábados de 9 de la mañana a 2 de la tarde.

El teléfono de contacto es el (442) 228 53 96, y en la red social Facebook se les encuentra como DOG LAND.

Comentarios