Exige artista indígena inclusión e igualdad

Joel Merino, muralista triqui inaugura obras en la Unión de Minusválidos de Querétaro.
Inclusión, discalacidead, Muralista triqui, Joel Merino, Oaxaca, Querétaro, Unión de Munusválidos de Querétaro
El muralista Joel Merino (izq.), quien tiene deficiencia visual, dice que su trabajo es una muestra en agradecimiento a la institución que apoya a discapacitados. (DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
13/05/2017
03:54
Lorena Alcalá
-A +A

“Al final de cuentas, lo único que buscamos es que se nos incluya, no importa si somos de color o no, si vemos o no, si hablamos o no hablamos, lo primordial es que somos humanos”, fue el mensaje que transmitió el muralista triqui Joel Merino, durante la inauguración de dos obras suyas en las instalaciones de la Unión de Minusválidos de Querétaro.

El artista oaxaqueño, quien también tiene discapacidad visual en el ojo derecho, apuntó que los murales, que ahora adornan las escaleras de la escuela para ciegos de la capital queretana, son un homenaje y reconocimiento a la lucha que estas personas dan a diario para sobrevivir, ser productivos y felices.

“He hecho varios murales en la ciudad de Querétaro, con motivo de que tengan un impacto social en la gente. Prácticamente decidí tomar estos murales, porque yo también tengo problemas de ceguera, yo no veo el lado derecho, entonces, la gente que ha visto parte de mi trabajo pues no se dan cuenta de que los murales de dos, tres, cinco pisos los he hecho así, entonces decidí hacerme partícipe a este proyecto como un homenaje a las personas que tienen esta discapacidad”, manifestó el joven, quien tiene estudios truncos de Arquitectura.

Explicó que él mismo ha sido objeto de discriminación por su origen indígena, por su discapacidad visual y hasta por hablar la lengua triqui.

“Yo soy de Oaxaca, soy indígena triqui, hablo el triqui. Desde pequeño he sufrido discriminación por, en parte, de ser un pueblo indígena, además de la dificultad de no ver con un ojo y pues sufría de niño doble discriminación. Estos murales son una forma de expresar mi agradecimiento y mi forma de retribuir algo a esta institución”, agregó el artista.

Dijo que el proyecto de murales para la Escuela Ciegos consta de tres pinturas; se inauguraron dos.

La pintura de la primera planta representa unas manos de “principiante” leyendo con los dedos índices el sistema Braille de puntos; la segunda es un retrato del fundador del centro, Alfredo Blandina, en donde se lee la palabra triqui Guii.

“Casi todos los murales que yo hago llevan una palabra en triqui. La ubicación de este mural es privilegiada, porque, como está en una zona de luz, las personas con baja visión si alcanzan a verlo. Aquí decidimos que fuera un retrato del señor Blandina, porque Guii significa algo que alumbra, en mi lengua. Entonces para mí fue como una concepción de que el señor Blandina alumbra a más personas, a más gente. Como una forma de ver que nosotros también podemos alumbrar a más gente desde nuestro entorno”.

Urge construir nuevas instalaciones. El fundador y director de la Unión de Minusválidos A. C., Alfredo Blandina, informó que están por recibir los últimos planos necesarios para comenzar con la construcción de La Casa del Ciego Queretano, que se ubicará en la colonia Los Arroyitos, en 1601 de la calle Jalisco.

“Ya tenemos el terreno de 5 mil 172 metros en San José el Alto, y queremos comenzar esto lo mas rápido que se pueda, pero esto se tiene que hacer poco a poco, porque a veces es difícil mantener la operación de estas instalaciones [las actuales, en la calle 15 de mayo, en el Centro Histórico] y al mismo tiempo comenzar con la construcción de la nueva escuela”, refirió.

Recordó que la Casa del Ciego Queretano, además de fungir como un centro de capacitación, será un asilo con atención especializada para personas ciegas, garantizando atención digna.

Se prevé que las nuevas instalaciones cuenten con azoteas verdes, huertos de hortalizas, locales, auditorio, estacionamiento, áreas de recreación y comedor, adelantó.

Comentarios