Conquista que da serenidad al Tri

Deportes 14/06/2014 01:18 Actualizada 03:30

[email protected]

NATAL.— Antes de viajar a Brasil para enfrentar el Mundial, el entrenador Miguel Herrera habló de venir a hacer historia a Brasil 2014 y le dio material suficiente a los escépticos para burlarse y dudar de la capacidad de conseguirlo.

El Piojo Herrera ya cumplió de inicio, porque consiguió algo inédito, como era vencer a un equipo africano en mundiales, una misión que había resultado en fracaso en tres ocasiones previas.

Por si eso fuera poco, el de ayer fue apenas el segundo triunfo mexicano en copas del mundo realizadas en Sudámerica, y por eso, El Piojo no perdió oportunidad para responderle a sus críticos.

“Aún falta, pero hemos ganado en confianza, entre nosotros la había, pero es para los escépticos que no le daban mucha fe a los muchachos”, dijo Herrera al finalizar el partido. “Yo creo y confío, pero esto es sólo el primer paso”.

Herrera siempre ha sido conocido por fijarse objetivos altos. A Brasil llegó hablando de la posibilidad de ser campeón del mundo. Por lo pronto, sacó un valioso triunfo que lo pone igualado en puntos con los anfitriones en el Grupo A.

“Los muchachos hicieron un gran partido, hoy [ayer] era necesario sacar los tres puntos, porque eran fundamentales para aspirar a la segunda ronda, pero ahora se vienen dos partidos con más dificultad e iremos a buscarlos para sumar los puntos necesarios que nos lleven a la siguiente fase”, agregó Herrera.

Ante Brasil, la presión será mayor. El anfitrión, como ocurrió en el partido, muchas veces tiene el beneficio de la duda cuando se trata de decisiones arbitrales.

“Brasil es la expectativa enorme y va a ser muy difícil, ayer [jueves] tenían que ganar, porque tienen la presión de un país. Aquí ya hubo un Mundial que no pudieron ganar y va a ser complicado, pero nosotros nos vamos a matar como fue hoy [ayer], que vi a un Giovani correr a pelear una pelota en nuestro corner, vi a Oribe barrerse en media cancha, si hacemos eso estaremos bien”.

México se vio perjudicado por dos goles anulados ante Camerún, pero Herrera no hace polémica.

“En ningún momento pensamos en el árbitro; lo que hemos hablado es que mantener la concentración es fundamental. Si estamos concentrados, nos podemos sobreponer a lo que sea. Hoy [ayer], además de los dos goles mal anulados hay una falta a medio campo que es de tarjeta, pero nunca se perdió la calma, estuvimos pensando en el juego y no en otra cosa”.

El Piojo no perdió la oportunidad para agradecerle a los mexicanos que fueron mayoría entre los poco más de 39 mil aficionados reunidos en el estadio Das Dunas, quienes soportaron una inclemente lluvia que no cesó durante todo el encuentro.

“No tenemos duda que México va a estar presente en todos los estadios... La afición es extraordinaria, hace lo imposible por estar aquí, vende hasta sus casas, sus coches y empeñan hasta el ropero de la abuela”, afirmó Herrera. “Por eso, los jugadores le han brndado una alegría a esa afición”.

“En el siguiente partido, difícilmente seremos mayoría, pero estoy seguro que habrá mexicanos apoyando. Lo de hoy [ayer] fue increíble, cuando cayó el gol, parecía que estábamos en el Estadio Azteca”, añadió El Piojo.

Herrera sabe que aunque México y Brasil son países con una empatía evidente, para el partido del martes, el ambiente será hostil.

“Fue partido redondo, superamos al rival, pero Camerún con sus buenos jugadores no es Brasil, que es el favorito y ya amaneceremos con el país en contra, porque somos el rival del local. Pero vamos a salir a buscarle ganar, a buscar espacios y a defendernos bien”, concluyó. “Si hacemos eso estaremos bien”.

Ahora, es difícil dudar de lo que dice Miguel Herrera.