02 / agosto / 2021 | 07:30 hrs.

Cuando desperté RedQ seguía ahí

Fernando Trejo Lugo

Soñé con la modernización del transporte público y cuando desperté RedQ seguía ahí, estamos transcurriendo el quinto año de gobierno del priísta José Calzada y una de sus promesas de campaña, como muchas más, no se ha visto concretada, se trata de la modernización del transporte público. A casi un año de la presentación de RedQ los problemas, lejos de solucionarse, se han ido acrecentando.

Es un hecho que este problema no fue generado por la actual administración, se viene arrastrando desde ya varios años y ha ocasionado algunos conflictos sociales, por ejemplo, derivado de un aumento a la tarifa, el secuestro y posterior quema de camiones en los 70, o las nutridas manifestaciones de 2009 por el incremento a la tarifa de 5 pesos a $6.50.

Es un tema sensible, porque miles de ciudadanos, electores para los políticos, se mueven día con día para realizar sus actividades recreativas, académicas y laborales y no cabe duda que este sistema para nada ha mejorado ni se ha modernizado.

Gobierno del estado, a través de la página oficial de RedQ, afirma que este sistema ofrece un transporte más rápido, moderno y seguro, que permite llegar a más lugares en un menor lapso de tiempo y que con el plan de prepago podrás optimizar el gasto del transporte.

Para los que a diario vivimos la sufrida realidad de trasladarnos en este servicio podemos dar cuenta de lo contrario, los camiones no pasan en tiempo, los operadores manejan mal, constantemente sufren percances, ponen en riesgo a los pasajeros y a los conductores que los rodean, la desaparición de rutas y la hora límite de uso a las nueve de la noche hacen que este servicio sea más caro y de menor calidad.

El rechazo hacia RedQ se ha demostrado en ocasiones con marchas de los usuarios, bloqueos de los operadores, quejas de los concesionarios, recientemente con una canción en YouTube, entonces, si los actores directos de este sistema están inconformes, ¿por qué continua?

El fracaso de RedQ es responsabilidad de quienes lo implementaron, de quienes no saben cómo vive la mayoría de los ciudadanos, esa élite política que a pesar de poner de moda la permanente campaña casa por casa para “escuchar” a los ciudadanos no son capaces de resolver problemas reales de sus votantes.

Pero hay una responsabilidad grande también de quienes cada tres y seis años refrendan la confianza en aquellos que luego de ser electos, en un acto hipócrita, les dan la espada, legislan en su contra, realizan obras que benefician a unos cuantos y toman decisiones que van en contra de los ciudadanos, claro ejemplo son las remodelaciones banales de las plazas públicas o las reformas estructurales de gobierno federal o la supuesta panacea del transporte público, ¿será que los queretanos tenemos el transporte que merecemos?

Ya vienen los comicios de 2015 y los tricolores dan pasos acelerados para revertir el fracaso de su programa estelar, para tratar de reencontrarse, en un hecho paternalista, con su pueblo, de estirar la mano para ofrecer disculpas, pero también vienen los azules para levantar a los caídos, para dar ánimos de esperanza, para decir que antes estábamos mejor.

Ni antes ni ahora, la situación del transporte es la misma, mal servicio, altas tarifas, poca capacitación. Usuario de RedQ: no se deje endulzar los oídos con discursos de falsos profetas, generemos una conciencia crítica entre los ciudadanos, no más promesas sin cumplir, al final de cuentas son los ciudadanos quienes le dan empleo al gobernante, usted, si, el que me está leyendo, sabrá si modernizamos nuestro gobierno.

Juventud Progresista de Querétaro, Partido del Trabajo

Comentarios