Se encuentra usted aquí

Tarde de olés en Juriquilla

La familia Torres Landa abrió las puertas de Provincia Juriquilla para iniciar los festejos del mes patrio con una espectacular corrida de rejones, en la que Jorge Hernández Gárate y Santiago Zendejas resultaron triunfadores
El evento comenzó con el paseíllo, en el que los rejoneadores mexicanos Jorge Hernández Gárate, Santiago Zendejas.
Foto: Demian Chávez
06/09/2018
07:44
Mariana Moctezuma
-A +A

Con pañuelos blancos, claveles rojos y botas de vino, cientos de aficionados a la fiesta brava llenaron los tendidos para ser testigos de la corrida de rejones que marcó el inicio de los festejos por el mes patrio, que ya se ha vuelto toda una tradición del lugar.

El evento comenzó con el paseíllo, en el que los rejoneadores mexicanos Jorge Hernández Gárate, Santiago Zendejas y Giovanni Aloi, figuras que engalanaron el cartel, mostraron con porte y elegancia sus hermosos trajes de luces.

_ch_8167.jpg

También desfilaron los forcados de México, Mazatlán, Querétaro y Juriquilla, quienes consiguieron la buscada pega, en un   duelo lleno de valentía.

Portando con orgullo su farda y al grito de: “vamos forcados”, cada uno de los grupos saltaron al ruedo, y en esta ocasión, los de casa sufrieron un par de percances que dejaron fuera a dos de sus cabos.

“Hoy no corrimos con  suerte, pero el grupo sale con la cabeza  arriba,  creo que lo que nos levanta es el apoyo y el cariño que nos brinda la gente”, comentó  Francisco Caballero, quien desde hace más de diez años pertenece al grupo de Forcados de Juriquilla.

_ch_8214.jpg

El primero en salir al ruedo fue Giovanni Aloi para encarar a “Chelele”, después hizo su aparición Hernández, quien consiguió una oreja con  su primer toro de la tarde. Al llegar su turno,  Zendejas cautivó al público con algunas piruetas que realizó con su caballo, al ritmo de los pasos dobles taurinos, y además de la ovación del público,  se llevó dos orejas.

Conforme pasaba la tarde,  los ¡olés! se escuchaban  más fuerte, los pañuelos se agitaban y los sombreros y las botas de vino volaban hacía el ruedo como muestra de admiración hacía los toreros.

_ch_8223.jpg

Con elegantes ejecuciones que mostraron la fuerza y agilidad de sus caballos, Hernández consiguió en su segundo toro dos orejas más y el premio a la mejor faena, por lo que el público lo ovacionó de pie mientras salía de la plaza en hombros, junto al joven queretano Santiago Zendejas.

Al finalizar la corrida, el ganadero Carlos Enrique Ordaz se despidió visiblemente emocionado por el éxito y la buena actuación de sus novillos.

“Para mí es muy importante venir a Juriquilla, una plaza que  siento mía porque está en mi tierra, es muy motivante que hoy todo haya salido bien”, dijo.

 

bft

 

Comentarios