Niños de la Sierra Gorda de Querétaro aprenden todo sobre las brujas | Querétaro

Niños de la Sierra aprenden todo sobre las brujas

Claudia Tatiana Rivera, originaria del municipio de Jalpan, encabezó un curso de verano en el que hubo narraciones, juegos y dinámicas en el Museo Histórico de la Sierra Gorda

Niños de la Sierra aprenden todo sobre las brujas

Niños de la Sierra aprenden todo sobre las brujas Foto: Cortesía

Vida Q 11/08/2022 06:15 Rocío G. Benítez Actualizada 09:27

Con narraciones, juegos y dinámicas artísticas, se realizó el curso de verano “Brujas de la Sierra, relatos y anécdotas para niños valientes”, con la dirección de Claudia Tatiana Rivera, originaria del municipio de Jalpan y egresada de artes visuales de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro.

¿Qué son las brujas? ¿Y cómo son las brujas?, son algunas de las preguntas que se plantearon en este taller que se llevó a cabo en el Museo Histórico de la Sierra Gorda, con el objetivo de acercar a los niños a la tradición oral de los relatos, mitos y leyendas que se cuentan en su localidad.

“Anteriormente con niños nunca habíamos trabajado este tipo de temas, con adultos ya habíamos realizado algunos recorridos de leyendas, además de hacer investigación sobre anécdotas, leyendas de aquí de nuestro municipio. Pero en esta ocasión lo quise aplicar con niños porque el rescate y la difusión de nuestra tradición oral es importante y la estamos dejando a un lado, y trabajamos para seguir transmitiendo a nuestros niños y nuestros jóvenes esas historias”, detalló Claudia Tatiana.

ninos_sierra_gorda.jpg

Niños de 7 a 12 años de edad fueron los convocados a este curso de verano en el que tuvieron invitados especiales que les contaron historias alrededor de las brujas, conocidas popularmente como seres femeninos que vuelan y que tienen poderes mágicos.

Esa imagen de la bruja que vuela en escoba, con sombreros puntiagudos y grandes calderos, son ideas llenas de imaginación; y también relatos que recuerdan que las brujas eran mujeres dedicadas a la medicina herbolaria, mujeres sabias que estudiaban sobre las propiedades de las plantas y su aplicación para remedios. Y en la cultura indígena eran muy utilizadas las plantas medicinales.

“Tuvimos de invitada a la compañera Brenda Karina Sánchez Torres, del municipio de Arroyo Seco, quien nos habló un poco de las leyendas de brujas que conocen los pames, ella está muy familiarizada con ese grupo indígena y nos habló de anécdotas que tienen que ver en cómo surgieron algunas plantas comestibles o medicinales que consumen estos pueblos indígenas y cómo las usan”.

Aridt Cristiall Olguin Montes, Teresa Cabrera y Eusebia Pedraza Cabrera, también estuvieron como invitadas en este curso. Y los niños realizaron actividades artísticas, como dibujar, desde su perspectiva y lo aprendido de temas que planteaban los invitados. Otra actividad fue la realización de su propia máscara de bruja.

brujas_queretaro.jpg

Hace 12 años que Claudia Tatiana, luego de concluir sus estudios universitarios, regresó a establecerse a Jalpan. Se dice una persona apegada al campo, a las tradiciones y, desde esa perspectiva, continuó con su labor artística.

“Desde que fui a estudiar a Querétaro tenía muy en claro que tenía que regresar a mi municipio, a mi lugar de origen. Y desde que regresé me enfoqué en ser instructora, me he dedicado a dar talleres y clases para jóvenes y niños, es lo que más me gusta”, expresó.

En los niños y jóvenes, dijo la artista e instructora, está la garantía de continuar con las tradiciones. Por ello dentro del curso, la dinámica más importante era el acercamiento con los adultos mayores, abuelitos y demás familiares, que les contarán a los niños sobre anécdotas y leyendas de brujas en la Sierra, esto con el interés de fomentar la tradición oral, principal objetivo del curso.

“Las personas de la tercera edad guardan muchos relatos, anécdotas que les pasaron a ellos o a sus vecinos, que le pasaron a una tía, a la mamá, nosotros lo que tratamos es que a través de un taller de redacción, los niños investigaran anécdotas de las leyendas y relatos que cuentan sus familiares. Al principio del curso un niño dijo: ‘es que ya no hay brujas’. Pero en nuestros relatos sí. El apego a las tecnologías los está alejando de toda esa imaginación, toda esa fantasía que nos rodea, por eso es muy importante fomentar la tradición oral, que se difunda, se preserve, y creo que el verdadero rescate se dará involucrando a los niños y jóvenes”, agregó.

Comentarios