Gerardo Aguilar, 11 años dedicado a la foto de calle

El comunicador participa en la exposición “Contando historias de mi barrio. Hagamos Fotografía”, que se expone en la Alameda Hidalgo hasta este 25 de septiembre

Gerardo Aguilar, 11 años dedicado a la foto de calle
Foto: Cortesía. Gerardo Aguilar
Vida Q 23/09/2021 06:51 Rocío G. Benítez Actualizada 19:00

“Dicen que los fotógrafos aprenden más disparando, en mi caso gastando rollos y revelando, todo eso que sí costaba, era otra época y otro tipo de foto la análoga”, platica Gerardo Aguilar, uno de los fotógrafos que participan en la exposición “Contando historias de mi barrio. Hagamos Fotografía”, que permanecerá en la zona perimetral de la Alameda Hidalgo hasta el 25 de septiembre.

Tiene 63 años, es originario de la Ciudad de México y desde hace 25 años radica en Querétaro. Siempre ha estado cercano a la fotografía, estudió Comunicación, creó una productora de audiovisuales, y con el crecimiento del internet abrió, hace 18 años, una página web con recomendaciones de lugares a visitar en Querétaro, actividades de cultura y espectáculos.

Se compró una pequeña cámara digital para alimentar de imágenes su página y, entre risas, cuenta que no podía subir muchas fotos porque el internet de entonces era tan lento que para el usuario era imposible abrir la página. En esos 18 años perdió dos discos duros con fotografías de Querétaro. “Son fotos que me gustaban mucho, me hubiera gustado conservarlas, pero esas son las desventajas que tiene lo digital”.

Lee también: Paola Albarrán nos cuenta todo acerca de Fundación Ballet Teletón

Desde hace 11 años hace fotografía de calle. “Me empecé a dedicar por hobby, ese tipo de foto me gusta, hacerla es terapéutica para mí”. Y animado por exponer en la Alameda, uno de los sitios más visibles de la ciudad, decidió participar en el taller “Contando historias de mi barrio. Hagamos Fotografía”, que culminó presentando el trabajo de los participantes en la galería perimetral.

“Cuando vi la convocatoria me interesó mucho. Soy aficionado a la fotografía, desde hace muchos años aprendí, estudié en la escuela, pero me considero más autodidacta. Dicen que los fotógrafos aprenden más disparando, en mi caso gastando rollos y revelando, todo eso que sí costaba, era otra época y otro tipo de foto la análoga. Lo que más me gustó del taller, es ver que gente que no sabía nada de foto, que se inscribió porque quería aprender, como amas de casa, evolucionó, aprendió y empezó a mandar fotos buenas, de eso nos dábamos cuenta cada vez que teníamos clase, lograron el cometido que se buscaba, que era hacer fotos de su barrio”.

¿Y qué es fotografiar el barrio para Gerardo? El fotógrafo radica en una zona de la delegación Santa Rosa Jáuregui, y su primera idea fue ir a Santa Rosa, “el mero pueblo”, dice.

“La palabra barrio implica un poco más irte a lo clásico, a lo más antiguo de la zona, y de eso mandé y me escogieron muchas fotos. Pero dije, mi barrio también es Juriquilla, aunque casi no pasa gente, y me fui a Santa Fe, que es lo más moderno de Juriquilla, con esos edificios que pusieron, y me senté a esperar que pasara alguien con la idea de contrastar la imagen. Fue muy aburrido, porque casi no pasa caminando nadie. Pero me esperé, suponiendo lo que iban a mandar los demás, lo típico de los barrios”.

Y es justo esa foto a la que le dedicó varias horas de espera, la que seleccionaron para exponer. “Para mí es un gran honor tener una foto mía en la Alameda”, agrega.

Su fotografía representa la expansión de la ciudad. Y él mismo ha sido testigo de ese crecimiento.

“Ha cambiado mucho. Y yo que vivo por la zona de Juriquilla he visto cómo se ha transformado. Ha crecido salvajemente. Hasta la forma de comunicarnos ha cambiado, si hoy toman una fotografía de un grupo de seis personas, cinco están metidas en el teléfono. Yo mismo también, como fotógrafo he cambiado y evolucionado”.

La obra de Gerardo se ha expuesto en sitios como Galería Gerardo Proal, y desde hace dos años le sigue la pista a los Concheros, con la idea de planear una exposición sobre esta tradición que mantienen viva en el barrio de La Cruz. Además, en su Instagram: geraguilarphoto, comparte imágenes de su hobby: la foto de calle.

Al taller “Contando historias de mi barrio. Hagamos Fotografía”, impartido por Luis Beltrán, director de la Escuela Activa de Fotografía, se inscribieron 170 personas de diversas edades, y exponen 104 en la Alameda Hidalgo. La exposición permanecerá hasta el 25 de septiembre.

Comentarios