Vandalizan el templo de Nuestra Señora de Guadalupe, en Jurica

Un hombre, con presunta influencia de estupefacientes, ingresó en la madrugada para dañar inmobiliario

Vandalizan el templo de Nuestra Señora de Guadalupe, en Jurica
Foto: Twitter
Seguridad 21/09/2021 07:09 Zulema López Actualizada 07:59

Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis de Querétaro, informó que un hombre ingresó la madrugada de este lunes al templo de Nuestra Señora de Guadalupe, en la zona de Jurica, y vandalizó varias imágenes religiosas.

Se trata de la segunda ocasión, en menos de 30 días, que una persona ingresa a destruir imágenes en un templo católico. El otro caso ocurrió el 5 de agosto, en el Templo de La Cruz.

El vicario explicó que al parecer quien ingresó al templo de Jurica lo hizo durante las primeras horas de la madrugada y dañó la imagen en madera tallada de Cristo, que preside el altar, presentando daños en manos y cara; el marco de la Virgen de Guadalupe al parecer fue dañado sin que se afectara el cuadro; la imagen en fibra de vidrio de San José fue derribada y degollada; mientras que la piedra del altar fue removida de su sitio.

También, parte del mobiliario del templo resultó dañado, lo que incluyó vidrios, floreros y mesas, detalló.

“Preocupaba que las especies eucarísticas hubieran sido también dañadas, pero se corroboró que esas se mantenían resguardadas dentro del Sagrario”.

El representante católico estatal informó que lo ocurrido en el templo ya lo denunció el párroco ante la Fiscalía General del Estado de Querétaro.

Lara Becerril ahondó que a partir de lo que le comentó el párroco, al parecer el daño lo provocó una persona que vive en la zona y que ingresó drogada.

“Ciertamente es una ofensa que se le hace a la comunidad de Jurica, porque ver su iglesia dañada, ver sus imágenes, que representan lo más sagrado, que es a Dios, verlas dañadas, evidentemente que se trata de una ofensa a la comunidad, una ofensa a su fe”, expuso Lara Becerril.

El vicario general apuntó que lo que ocurrió en Jurica debe ser un “grito urgente” para poner los ojos en la prevención de las adicciones.

Comentarios