Buscan que "inditas" sean el símbolo de Corregidora

Un grupo de mujeres elabora cada parte de la muñeca y su vestuario a mano; quieren que se conozca el trabajo típico del municipio

Las Inditas Buscan ser el símbolo de Corregidora
Foto: Mitzi Olvera
Especiales 27/09/2018 03:24 Domingo Valdez Actualizada 08:51

“La Indita de Corregidora” nació de la iniciativa de Mary Orduña y Leticia Vega, ambas artesanas que movidas por la inquietud de crear una artesanía de su municipio, que no fuera hecha de madera o barro, se dieron a la tarea de crear esta muñeca. “La muñeca de Amealco ya tiene a su hermanita”, dicen.

La Casa de las Artesanías de Corregidora sirve como sede para hacer la presentación de esta muñeca, cuyas creadoras aseguran que está hecha no sólo para ornato, pues la intención es que las niñas puedan jugar con ella.

En ese mismo recinto está el taller donde se elabora la muñeca. Junto con Mary y Leticia trabajan Sofía Solano, educadora y artesana, María Guadalupe Silva, y Brenda Rodríguez Silva, ambas también se dedican a la elaboración de artesanías.

Una mesa en el centro del taller tiene sobre ella una docena de muñecas que están en proceso de manufactura. En otro costado del mueble se encuentra una máquina de coser, con la cual hacen las diferentes piezas que forman las muñecas.

Las mujeres del taller explican lo que se encuentra en cada parte del taller. En un costado están cortadas todas las prendas de vestir de sus creaciones.

Mary y Leticia comentan que la idea nació en febrero pasado debido a que mucha gente llegaba a preguntar qué artesanía típica del municipio tenían. Respondían que vendían máscaras de madera, además de otras piezas,

“Tenemos muchas artesanías, pero una con identidad real, no. Leticia y yo teníamos muchas ideas en común, entonces las juntamos y pensamos en hacer la muñequita con su identidad porque son los trajes típicos que se usan aquí, en Corregidora. Así fue que sacamos esta idea de la muñequita”, explica Mary.

Las inditas de Corregidora llaman la atención. Son piezas elaboradas de manta y distintas telas para sus ropas, además de tener diferentes tamaños.

En la entrada de la Casa de las Artesanías, por ejemplo, hay una gran muñeca, hecha totalmente por las mujeres artesanas que desde febrero pasado elaboran las piezas que esperan se conviertan en un referente del municipio de Corregidora y del estado de Querétaro.

Leticia y Mary tienen otras actividades además de las relacionadas con las artesanías. La primera se dedica a la elaboración de camotes y dulces tradicionales de la localidad El Pueblito, mientras que la segunda es productora de shampoo natural, por lo que la elaboración de las inditas es algo nuevo y ha sido una aventura para ambas mujeres.

Los inicios

Explican que aterrizar la idea fue complicado por la cuestión económica, pues no tenían los recursos para iniciar la producción: “Lo que compramos para empezar lo hicimos con nuestros recursos. Fue muy difícil para nosotras. Por eso que nos empezamos a acercar a las diferentes dependencias del municipio. Nos acercamos con Víctor Olvera, de Turismo [de Corregidora], que nos apoyó mucho.

“Fuimos a Desarrollo Social, aún así nos falta ese impulso extra para acabar de aterrizar este proyecto”, agrega Mary.

Precisa que para la elaboración de las inditas usan manta, listones, cuadrillé para los bordados, que es el vestuario típico de los habitantes de Corregidora y las telas.

La fabricación de las muñecas

Para la elaboración de cada muñeca se requiere de todo un día de trabajo, desde el corte de las piezas del cuerpo de la muñeca, el corte de la tela, hasta pasar a la máquina, señala Sofía Solano, quien indica que cada una de las cinco personas que conforman el taller hace una parte del proceso, justamente las mujeres que inician el proyecto y que sueñan se convierta en una referencia cultural y artesanal de Corregidora.

Mary comenta que el trabajo puede comenzar a las 10:00 horas y terminar hasta entrada la tarde, pero eso depende en buena medida de las actividades que tienen todas las integrantes del equipo de las inditas de Corregidora, pues a veces pueden trabajar tres o cuatro horas diarias. El fin de semana venden las artesanías. Incluso ya cuentan con una página de Facebook, donde promocionan sus productos.

“Ahorita, como la está conociendo la gente, venta como tal, no tenemos mucha, pero sí comienzan a preguntar, ya las vienen a ver. Piden una pieza para tal fecha porque van a salir a México”, indica.

Las cinco mujeres, en su taller, muestran orgullosas su creaciones y su lugar de trabajo a los funcionarios de Corregidora que acuden a la presentación oficial de las inditas de Corregidora.

Los precios de las muñecas varían de acuerdo a la elaboración de la vestimenta, pues las más decoradas requieren más trabajo, ya que todo los decorados se hacen a mano. “Se nos acaba la vista haciéndolo”, señala una de ellas, mientras las otras ríen, mientras bordan algunas piezas.

Cuando las muñecas ya se ven terminadas vale la pena el cansancio y el esfuerzo. Mary señala que cada una lleva mucho cariño pues están hechos con el corazón, llevan parte del alma de cada una de las mujeres que las elaboran.

Hasta el momento, las inditas de Corregidora no tienen nombre, pero en próximas fechas se espera lanzar una convocatoria para que la ciudadanía sea quien nombre a estas muñecas.

arq

 

Comentarios