Pese a malestar físico, devoción alienta | Querétaro

Pese a malestar físico, devoción alienta

Portada 22/07/2015 01:39 Actualizada 08:56

La madrugada de este martes cerca de 18 mil fieles que conforman la Peregrinación varonil salieron de San Juan del Río para dirigirse al estado de México y continuar con su trayecto a la Basílica de Guadalupe. El llamado al arrepentimiento y cercanía con Dios se dio a los devotos en el campo Mario de Gasperín.

En esta fase de la peregrinación se sumaron fieles de municipios de Guanajuato que recibieron la bendición en el campo Mario de Gasperín donde por cerca de tres horas hicieron una pausa para continuar con su marcha y llegar por la tarde al municipio de Polotitlán en el Estado de México.

Son 220 columnas de igual número de sitios las que conforman la edición 125 de la peregrinación varonil y para el miércoles se espera que se sumen peregrinos originarios del municipio de Amealco que transitan directamente hacia el Edomex. Para esta fase de la peregrinación, los malestares en los pies y articulaciones se recrudece luego de varios días de andar, pero el ánimo de los fieles sigue intacto, algunas horas de descanso son suficientes para continuar el trayecto con devoción coinciden varios de los hombres que participan en esta 125 peregrinación.

Queretanos de los 18 municipios y hombres originarios de Guanajuato se han sumado a esta tradición de fe; este año destaca una mayor presencia de fieles provenientes de San Luis de la Paz, El Capulín, Santa Catarina, Tierra Blanca, San Miguel de Palmas, entre otros puntos de Guanajuato.

Organizadores de la peregrinación coincidieron que para este año incrementó el número de personas que acuden a este movimiento de fe, especialmente por la presencia de niños y jóvenes menores de edad, ya que los padres aprovecharon que la edición de este año inicio de manera coincidente con el periodo vacacional.

Cerca de cinco mil niños se cuantificaron este martes en la peregrinación varonil, los infantes provenientes de los municipios queretanos, propiamente de la zona serrana, en su mayoría, indicaron los organizadores.

“Estamos viendo este año menores de cinco a 15 años de edad, están bien cuidados por sus padres y podemos decir que se portan mejor que los adultos, dijo Salvador González regalado, coordinador de escenarios en la Peregrinación 125.

En el campo Mario de Gasperín miles de peregrinos aprovechan la hora de descanso para confesarse y buscar un mayor acercamiento con Dios, de igual forma, los varones aprovecharon este receso para escuchar las oraciones y pedir por un trayecto seguro y llegar a la Basílica sin ningún problema.

En las oraciones, sacerdotes que acompañaron a fieles en esta etapa de peregrinación, los llamaron a orar, a pedir perdón y seguir el camino de Dios en beneficio de su alma y familia.

Temas Relacionados
pese A malestar físico devoción alienta