Se encuentra usted aquí

Tarde de poca emoción

La tradicional corrida por el 15 de septiembre en Juriquilla, sólo trae un apéndice
Tarde de poca emoción
Foto: Demian Chávez
16/09/2019
10:00
Danaý Martínez
-A +A

Por trigésimo segundo año consecutivo, Juriquilla dio el Grito de Independencia con su tradicional festejo taurino en el cual, con una oreja, Sergio Flores resultó ser el triunfador.

Sebastián Torre abrió el ruedo con Independencia, de 491 de kilos; el rejoneador acomodó banderillas y fue lo único especial que tuvo su faena, ya que resultó pésimo con el rejón de la muerte y el toro sufrió en el descabello, luego de varios intentos, Torre se retiró en silencio. 

México Lindo, de 510 kilogramos, fue el siguiente, el astado peleó bien al caballo y fue aplaudido por el público. Joselito brindó su toro al exmatador Jorge Gutiérrez. El aguascalentense realizaba una tanda de naturales cuando sufrió una revolcada, pero afortunadamente no pasó a mayores y se recuperó para emocionar al público con otra  tanda. Pero la buena faena llegó hasta el estoque, pues la espada quedó a la mitad y  hasta el tercer intento el fierro entró tendido y finalmente cayó el toro, se fue con palmas. 

Sergio Flores entró al ruedo con el toro de nombre País Noble, de 489 kilogramos.  Flores realizó una faena discreta, pero con el acero fue certero y le alcanzó para una oreja, la primera de la tarde en el festejo patrio. 

promo_2_toros_3.jpeg

El más joven de este cartel, Fermín Espinosa Armillita IV salió junto con México Querido, de 488 kilogramos. El matador se portó a la altura del cartel, y remató con un buen estoque, aunque una tanto caída la espada, logró derribar al burel, un sector de la plaza pedía la oreja para el joven matador, pero finalmente salió con aplausos. 

Joselito cerró con Nación Libre, de 494 kilos, toro con el que hizo una tanda de zapopinas con la que se ganó los aplausos del respetable. Joselito se recuperó en la faena, pero este 15 de septiembre no fue su tarde, dos pinchazos y finalmente recurrió al descabello para poner fin a la vida del animal; cerró la tarde con palmas.

Flores cerró la tarde con el toro Viva México, de 495 kilos. Y vaya que hizo gritar al público, pues terminó tirando al caballo, cuando luchaba contra la puya. El de Tlaxcala no dejó su vida a la suerte, acomodó la norteña con los machos hacia abajo y se dispuso a empezar la faena con un par de estatuarios. Gran faena la de Flores pero pinchó en una ocasión, la segunda entró a la mitad, tuvo que descabellar y Sergio se despidió con palmas y vuelta al ruedo. 

Finalmente, Armillita salió al ruedo junto con México Te Quiero, de 475 kilos. El joven aventurero lo esperó contra las tablas de rodillas y lo libró en dos ocasiones. Buena faena la de la dinastía Espinosa, pero cerró con tres pinchazos; tuvo que conformarse con las palmas.

Comentarios