20 / septiembre / 2021 | 17:58 hrs.

El año de Saúl Gutiérrez

Deportes 26/12/2015 01:36 Actualizada 09:15

2015 fue un año de ensueño para el taekwondoín queretano Saúl Gutiérrez, quien ganó la mayoría de sus competencias internacionales, además de conseguir la plaza olímpica para Río 2016 para el país en la categoría de -68 kilogramos, resultados que le permitieron ganar los Premios Estatal y Nacional de Deportes, por lo que sin duda fue el mejor deportista queretano del año que está por finalizar.

Perseverancia y constancia son las claves del gran crecimiento que ha mostrado Gutiérrez Macedo como atleta de alto rendimiento, mismas cualidades que lo han llevado a colocarse como el mejor atleta de México en el arte marcial coreano, luego de conseguir medalla en los eventos más importantes del mundo de la especialidad, entre ellos la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, siendo el primer taekwondoín del estado en hacerlo.

Saúl se ha convertido en un coleccionista de preseas. Sobre todo porque en sus manos ya están tres de cuatro de las más importantes dentro de esta disciplina y del deporte en general: oro centroamericano, oro panamericano y bronce del Campeonato Mundial de Taekwondo (único medallista mexicano), y la única que le falta es la presea olímpica, ya que también cuenta con el título de campeón mundial por equipos obtenido al finalizar 2013.

“Los Juegos Olímpicos son el sueño de todos los competidores, primero Dios vamos a estar ahí ya que cada que me levanto me visualizo como un medallista de oro en los Juegos Olímpicos y trabajo para ello”, asegura el joven de 22 años.

Taekwondoín por curiosidad. Saúl llegó a los cinco años a Querétaro con su familia, provenientes de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y fue en este estado donde vivió toda su formación como deportista en el taekwondo desde que cumplió los 10 años de edad, algo que 12 años después, continúa siendo su gran pasión.

“Siempre pasaba afuera de una academia de taekwondo y me llamó la atención cómo estaban pateando los niños y cómo hacían combate. Me gustó, empecé a practicar y poco a poco a avanzar en los grados. Cuando llegué a cinta roja fue cuando empecé a participar en el proceso de Olimpiada Nacional”.

Pese a que en sus primeras participaciones en la máxima justa deportiva del país los resultados no le favorecieron, Saúl no desistió hasta alcanzar el podio nacional.

“La verdad es que no me fue nada bien. En la categoría élite, que es a los 15 años, en dos ocasiones perdí en la primera ronda. Pero el taekwondo siempre me ha gustado bastante, había veces que ya me quería salir pero cuando regresaba y veía a mis compañeros me daban ganas de seguir. Fue hasta que ya tenía 17 cuando peleé mi primer Nacional de adultos y quedé en tercer lugar, fue cuando me invitaron a selección nacional y cuando empecé a dar resultados”, rememoró Gutiérrez Macedo.

Cerca del sueño olímpico. Después de recibir el Premio Nacional del Deporte 2015, el seleccionado nacional no defraudó el nombramiento al ganar la medalla de plata en el Grand Prix Final de la especialidad, donde además ratificó para México la plaza olímpica en su categoría, por lo que su sueño de asistir a los Juegos Olímpicos cada día está más cerca y no dejará de esforzarse hasta conseguirlo.

“El primer objetivo era clasificar, y ya posteriormente vamos a estar trabajando para Juegos Olímpicos, porque mi sueño siempre ha sido ganar una medalla olímpica y que mejor que sea la de oro”, reveló.

Temas Relacionados
el año de Saúl Gutiérrez