Ambriz, molesto por la desatención | Querétaro

Ambriz, molesto por la desatención

Deportes 17/02/2014 00:08 Actualizada 10:37

[email protected]

El enorme esfuerzo realizado para alcanzar el empate se fue al bote de basura apenas unos segundos más tarde. Un balón detenido, peinado dentro del área, abrió la puerta para el segundo gol de Chivas, en la victoria por 2-1 sobre Querétaro. Por eso, el técnico de los Gallos Blancos, Ignacio Ambriz, se va molesto del Estadio Omnilife.

“Perdimos, Chivas nos gana bien y un poco con molestia porque a lo mejor el último gol que nos hacen en una pelota parada donde Omar (Bravo) queda solo y en esas no te puedes distraer. Una distracción nos costó al menos llevarnos un punto”, lamenta el estratega.

Su enojo es evidente. “Porque en una pelota parada regalamos el gol. Si por ahí Chivas me hace el gol de otra manera, en una gran jugada de ellos o una de las que tuvieron, me hubiera ido más tranquilo, pero así no. Me queda ese sabor amargo de que habíamos hecho el esfuerzo para empatar y después nos ganan en una pelota parada”, sentencia.

Después de la igualada de su equipo, no tuvo oportunidad de manejar el resultado. “Fue muy rápido, no hubo tiempo de acomodarnos. Podría ser un detalle, pero aun así es una pelota parada, muy larga aparte, no podemos dejar solo a un hombre y menos si es Omar Bravo”, agrega Ambriz, en la sala de prensa del estadio rojiblanco.

“No la metimos, a diferencia de Chivas que tuvo dos y las hace. Pero no quiero quitarle mérito a Chivas, creo que nos gana bien y no queda más que pensar en la Copa MX y más adelante en el Cruz Azul”, asevera el estratega de los Gallos Blancos.

Confía, pese a todo, en que su plantel puede dar más. “Creo en este equipo, me ha costado armarlo poco a poco y hemos intentado que el rival que nos quiera ganar nos tiene que hacer sudar sangre. A Chivas le costó mucho ganarnos. Nos atora este resultado porque quisiéramos regularidad de visitante, pues salvo en Morelia, no hemos sumado”, afirma el entrenador queretano.

Finalmente, felicita al técnico adversario, por el buen paso numérico que lleva con el equipo que el propio Ambriz dirigiera temporadas atrás. “Me da gusto que el profesor Real haya vuelto a Chivas, por ahí en su momento creo que cuando salió no era la forma de salir. Lo más rescatable es que él haya llegado a un equipo que conoce como la palma de su mano. Deseo que le vaya muy bien en Chivas”, concluye.

Por su parte, los futbolistas de los Gallos Blancos se han marchado del Estadio Omnilife con la misma amargura que su estratega. No ha caído nada bien el hecho de perder el partido de la séptima jornada por culpa de un descuido.

“No hicimos tan bien las cosas. No fue un partido común de nosotros. Con el 1-1 tuvimos un error en la marca y la verdad es que duele perder así”, reconoce el mediocampista Diego de la Torre.

Christian “Hobbit” Bermúdez se marcha del Omnilife con el mismo malestar de su técnico, tras el 1-2 frente al Guadalajara. “Es una sensación rara por cómo se dio el partido, pero esto no es de merecer. No nos vamos contentos, me voy con mucho coraje”, concluye.