Dinastías, presentes en Provincia Juriquilla

Giovani y Fauro Aloi, frente a un toro de Barralva
Dinastías, presentes en Provincia Juriquilla
Foto: Especial
14/04/2019
07:27
Danaý Martínez
-A +A

Noche agradable para un festival de lujo y presentaciones de dinastías en Provincia Juriquilla que tuvo más de un tercio de plaza disfrutando de una gran noche de toreo, tanto a pie como a caballo.

En la corrida se lidiaron novillos de diferentes ganaderías que tuvieron presencia en términos generales. Javier Funtanet, el debutante, compartió cartel con su padre Francisco; sobrino y hermano del gran rejoneador desaparecido Eduardo Funtanet.

Javi, como todos le dicen y quien a su corta edad ha dejado ver que lleva la escuela bien aprendida, es un joven que tiene futuro y ha hecho que los tendidos vibraran en su presentación.

En la salida al tercio para Francisco y Javier Funtanet —presentación— torearon por colleras al primer ejemplar de la ganadería de Enrique Fraga.

Ovación con saludos para el matador portugués Eduardo Oliveira, de 56 años, ante un toro de la ganadería de Pozo Hondo.

Oreja para Giovani Aloi y Fauro Aloi, quien también hizo su presentación en esta plaza, comenzando una dinastía en la que torearon por colleras a un ejemplar de la ganadería de Pablo Moreno.

Artículo
El matador se despide de Querétaro en Provincia Juriquilla; le acompañan Sebastian Castella y Armillita IV
Adiós de los ruedos a Ignacio GaribayAdiós de los ruedos a Ignacio Garibay

Ovación para el español Luis Gerpe que tuvo detalles de torería en su faena malograda con el acero ante un gran ejemplar de la ganadería de Barralva.

De vuelta al ruedo, José Funtanet brindó una destacada actuación y que ha tenido una gran escuela al lado de la gran figura del rejoneo, como es Diego Ventura. Una carta fuerte en la baraja de rejoneo en México, un nuevo centauro a seguir por las plazas.

Al final, José Funtanet realizó un sentido reconocimiento a la trayectoria del rejoneador Rodrigo Santos, presente en el Festival Taurino Internacional.

Buenos pasajes ha dejado en su labor el portugués Joaquim Ribeiro, Cuqui, un torero que hizo disfrutar al público con banderillas, su fallo con la espada dejó una gran faena en sólo una vuelta al ruedo.

Andrés García, El Ardillo, hermano menor de El Payo, tuvo aceptación, quien a base de raza y gran voluntad después de ser herido por el rejón de una banderilla, regreso de la enfermería para cortar una oreja.

Al finalizar se celebró la Fiesta en el Ruedo, un nuevo aspecto para incentivar a los jóvenes a acercarse a esta bella festividad taurina.

Comentarios