Gallos Blancos, víctimas de ansiedad y desorden

Deportes 20/07/2014 00:04 Actualizada 03:30

A los Gallos Blancos de Querétaro les ganó la ansiedad por obtener un triunfo en la primera jornada del Apertura 2014, lo que provocó el desorden mostrado en La Corregidora.

Así lo explicó el técnico Ignacio Ambriz, quien se dijo molesto por la desconcentración de su equipo en el partido inaugural de la temporada ante los Pumas de la UNAM, duelo que perdieron 3-1 y con el que los universitarios rompieron un maleficio de más de dos décadas de no ganar en el de los emplumados.

“Estoy molesto porque regalamos el primer gol, fue una desconcentración, luego perdemos la pelota, no jugamos bien y finalmente creo que Pumas nos gana bien. El primer gol nos cambia mucho, fue al minuto uno, el equipo se abre mucho para poder empatar y es ahí donde nos matan. No fuimos capaces de iniciar bien en casa a pesar de que habíamos sido un equipo compacto en la pretemporada”, declaró el estratega queretano.

“El primer gol te hace cambiar muchas cosas, el equipo se abrió demasiado para intentar empatar, no le dimos mucha circulación a la pelota, no fuimos capaces de quitarnos esa ansiedad de iniciar ganando en casa”, agregó.

Un gol de vestidor, de esos que nadie espera, fue lo que generó la desconcentración total del conjunto emplumado, que casi al finalizar el encuentro pudo anotar el gol de la honra, gracias a Ángel Sepúlveda, quien entró de cambio para la parte complementaria.

“No tuvimos cómo reacomodarnos aunque en el segundo tiempo iniciamos mejor. Pumas hace un buen partido, se mete atrás, defiende bien y busca contragolpear. Perdimos mucho el orden y eso fue lo que marcó la diferencia. Ellos hicieron su labor, hicieron su partido y tuvieron la fortuna de encontrarse con un gol muy temprano. Nosotros pensamos en revertir lo sucedido, pero la fortuna no nos acompañó y honestamente no generamos lo suficiente para revertir nada. El gol al final fue gracias al empuje que tuvimos en ese momento, pero Pumas nos gana bien”, señala Ambriz.

Al respecto de la racha que rompieron los Pumas, el estratega aseguró que “las estadísticas no me gustan, las estadísticas son para romperlas y hoy nos rompieron la racha positiva a nosotros”.

Ambriz Espinoza sabe que hay tiempo para mejorar pues el campeonato apenas comienza, sin embargo reconoce que con la llegada de la nueva administración a la institución, “la exigencia va a ser mayor hacia mí, hacia los jugadores, pero tenemos la fortuna de que esto apenas empieza, hemos dado una mala imagen pero nos quedan bastante jornadas para mejorar esto”.

Sobre la expulsión de Danilo Verón, el estratega queretano comentó que “al verla de frente, (Danilo) encoge las piernas, pero al final es expulsión y aquí hay un reglamento que todo mundo sabe y que hay que aplicar”, por lo que el jugador brasileño tendrá castigo doble y no verá acción sino hasta la jornada 4 de la campaña.

Nacho afirmó que hay que redoblar esfuerzos y trabajar arduamente con el plantel para su próximo compromiso del torneo, que será visitando a los recién ascendidos Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.