La gran apuesta por moldes, troqueles y dispositivos | Querétaro

La gran apuesta por moldes, troqueles y dispositivos

Carlos Contreras

Urge que la economía migre a un modelo donde se privilegie la mente factura

En el país, la actividad económica derivada de la manufactura contribuye de manera importante con el Producto Interno Bruto, cerca del 18 por cierto del total deriva de esta industria. Los procesos de manufactura son de vital importancia en el país, alientan la economía, hacen funcionar cadenas de valor, incrementan los niveles de riqueza y fortalecen ramas industriales como la automotriz y la aeroespacial.

Ahora bien, para el correcto funcionamiento de esta rama industrial es imprescindible contar con la habilidad y capacidad suficiente para manufacturar los moldes, troqueles y dispositivos que permiten generar una cadena de suministros fuerte y competitiva.

Pero, ¿qué es un molde o troquel? Un troquel es una máquina que se utiliza para estampar, recortar o perforar superficies mediante un sistema de prensa. Para mejor entendimiento, un troquel es un molde con el que se acuñan las moneda. Es decir, la forma se hace mediante el sistema de troquelado, de igual manera un molde es un dispositivo en el que se vierten distintos materiales para crear un objeto o parte de un producto. En otras palabras: los moldes, troqueles y dispositivos son objetos que ayudan a la industria a crear y alimentan las líneas de producción.
Invertir en la industria de moldes, troqueles y dispositivos representa una visión mucho más trascendental que los servicios de manufactura mismos, pues mediante un simple molde se pueden recrear objetos y partes industriales de manera reiterada generando valor mediante un maquina única, explicándolo de una manera tangible; mediante los moldes podemos alimentar los suministros de la industria generando valor por el conocimiento mismo del diseño de las partes, lo cual es mucho más redituable que los procesos repetitivos de ensamble asemejados a las maquiladoras tradicionales.

Resulta preponderante y urgente para la economía nacional migrar hacia un modelo donde se privilegia la mente factura más allá de la factura convencional, básicamente dejar de ser usuarios y consumidores de herramentales producidos por otro país para convertirnos en desarrolladores y productores de bienes y marcas, lo que sin duda es un aliciente para la creación de riqueza y tecnología.

Citando al Ingeniero Eduardo Medrano, autor del libro El ABC de moldes, troqueles y dispositivos, recientemente presentado en nuestra Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ), “la visión y perspectiva económica que deriva de la habilidad de producir las máquinas y herramentales genera el mayor valor agregado que existe en el proceso desde la concepción de un producto hasta llevarlos a la producción en masa,  el gran valor esta precisamente en la fabricación de los herramentales que lo hacen posible, pasar de un simple bloque de acero a artefactos de alta complejidad llamados moldes, troqueles y dispositivos; fabricar herramentales que producirán miles de piezas”. Se estima que, por cada mil dólares invertidos en un herramental, se producirán cientos de miles de dólares más, inclusive millones en valor de las mercancías producidas.

De ahí la importancia de esta industria en expansión ante lo cual, en la UPQ nos encontramos formando cientos de nuevos ingenieros en manufactura capaces de generar riqueza para el estado. 
[email protected]

Comentarios