¡Experiencia peligrosa!

11/07/2019
06:27
-A +A

Esta semana la Legislatura de Baja California, reformó su Constitución Local, para extender el periodo constitucional del gobernador electo el pasado mes de junio; le regalan 3 años más. La Constitución, a su vez, fue reformada para que el periodo de gobierno tuviese una duración de 2 años y empatar las elecciones del 2021, acorde con sus artículos transitorios. Esta reforma fue la que aplicaron en ese Estado para el proceso electoral; todo el procedimiento se ciñó a la Constitución vigente, los electores bajacalifornianos acudieron a las urnas para elegir a un gobernador que duraría el periodo de 2 años, no 5. Seguramente recuerdan que Morena fue quien se adjudicó el triunfo, desbancando al PAN, después de 30 años de gobiernos sucesivos. La Legislatura local apenas tiene 3 legisladores de Morena ¿Por qué entonces hacerle el favor el PAN y el PRI a Morena? ¡Incomprensible políticamente! Los coordinadores de las bancadas en el Senado de la República, Mauricio Kuri y Osorio Chong, advirtieron que llamarán a cuentas a sus diputados locales, incluso con la probabilidad de ser expulsados e impugnarán la reforma local en razón a que violenta principios constitucionales. Algo anda mal, muy mal para que los diputados de oposición hayan aprobado la iniciativa morenista al extender la temporalidad del periodo gubernamental para el que fuera electo el empresario Jaime Bonilla, quien tomará protesta como gobernador constitucional el 1 de noviembre próximo. La constancia de mayoría que recibió del Tribunal, establece un periodo de 2 años ¿También ese documento anularon los diputados locales? Si el Presidente de la República no respeta la Constitución federal ¿Por qué habrían de hacerlo los diputados de Baja California? El banal argumento de los reformistas: sería un gasto electoral infructuoso. Así de simple. Total, qué importa la Constitución. Vulneran el Estado de Derecho, nos llevan directo al ejercicio de gobiernos anarquistas que no respetan las normas y aplican su nulo criterio jurídico, subordinándolo a los deleznables intereses políticos.

La inconstitucionalidad de la reforma que devendrá en nulidad, es por demás evidente, no necesita prueba alguna para demostrar el vicio que anula la modificación a la Constitución de ese Estado, contemplado en artículos transitorios. Habrá que iniciar juicio de inconstitucionalidad, que promoverán PAN y PRI, advirtieron los coordinadores en el Senado, partidos políticos que aprobaron la reforma.

El experimento legislativo y político es por demás peligroso ¿Se imaginan si llegaran a declarar constitucional la reforma que amplía el periodo de gobierno en Baja California? ¡Abriría las puertas para que Andrés Manuel López y sus bancadas hagan exactamente lo mismo, ampliarían el periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, allanarían el camino de la reforma para aprobar el disfrazado “referéndum popular”, que pretende ampliar el periodo de gobierno si el pueblo decide que se quede y no le revoquen el mandato. Así lo dice la iniciativa de reforma presentada por Morena en la legislatura federal, hasta ahora detenida por no alcanzar la mayoría calificada en el Senado de la República; poco les falta. Parece una jugada prefabricada, un experimento muy peligroso que pretende romper con varios principios constitucionales; el abuso de Poder se siente y se ejerce en muchas de las acciones no solo del Presidente. Es un claro ejemplo de la perversidad “democrática”. Pretender perpetuarse en el Poder, tal y como lo han hecho en algunos países del mismo corte político. Parece que en Baja California nadie se inconformará con la reforma constitucional a los transitorios; tendrán que ser los legisladores federales quienes impulsen el juicio de inconstitucionalidad para hacer la declaratoria correspondiente por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

 

Analista legislativo.

 

 

Comentarios