23 / julio / 2021 | 22:26 hrs.

Enfoca la estrategia de tu negocio. (Segunda parte)

Francisco Javier Perezanta Ordoñez

En la entrega pasada, comentamos que el análisis FODA contribuye al desarrollo de una estrategia integral de negocio, ya que permite explotar al máximo las fortalezas internas y oportunidades del mercado y a su vez, minimizar el impacto de las debilidades de tu empresa y mitigar el riesgo que representan las amenazas externas.

En esta ocasión, te quiero compartir otro modelo de análisis que complementará la estrategia de tu negocio: el análisis de las cinco fuerzas de Porter. Este marco teórico, ideado en 1980 por Michael Porter, identifica cinco fuerzas que determinan qué tan competida es una industria, y en base a esto, qué tan atractiva es en términos de rentabilidad. La lógica detrás de este análisis es que un mercado más competido tiene menor probabilidad de ser rentable.

Lo primero que debemos entender, es que el hecho de que un sector sea muy competido no significa que una empresa dentro de dicha industria será poco rentable, sino que para participar en ésta con éxito se requiere construir una estrategia considerando este tipo de análisis.

La primera fuerza que describe el modelo es la posibilidad de entrada de nuevos participantes a la industria. Cuando un mercado es muy rentable atraerá nuevas empresas, resultando en un mayor número de competidores que se repartirán el mercado y por lo tanto las ganancias. Por ello, las barreras de entrada a nuevas empresas en una industria son un factor importante a analizar para determinar la competitividad de la misma. Dichas barreras pueden ser restricciones legales, de costos, e incluso el monto de inversión tal, que sólo pocos puedan solventarlo. Un ejemplo de una industria con muchas barreras de entrada es la de los energéticos en México.

La segunda fuerza es la amenaza que representan los productos y servicios sustitutos al de nuestra empresa, ya que en la medida en que exista un mayor número de bienes y servicios que cubran la misma necesidad que los nuestros, existirá mayor riesgo de disminuir nuestra participación de mercado. En esta fuerza debemos analizar qué tan propenso es el consumidor a sustituir nuestro producto por uno similar. Una buena estrategia para mitigar el riesgo de esta amenaza es la diferenciación de nuestros productos.

La intensidad de la competencia directa es la tercera fuerza y quizás la más importante al determinar la competitividad de una industria. El principio detrás de esta fuerza sostiene que a mayor número de competidores más difícil será generar una ganancia de manera sostenida, ya que si queremos superar a la competencia, tendremos que distinguirnos mediante ventajas competitivas e innovación. El sector de los servicios financieros populares es un claro ejemplo de una industria con una alta intensidad en la competencia y un gran número de competidores. En esta industria Bienestar préstamos y ahorro se distingue por su amplia gama de productos y un servicio al cliente de gran calidad.

La cuarta y quinta fuerza son respectivamente: la capacidad de negociación del cliente y la capacidad de negociación de los proveedores. Ambas fuerzas miden la capacidad de estos dos participantes del mercado de reducir la rentabilidad de los productores, ejerciendo presión en los precios. Cuando los clientes cuentan con poder de negociación, suelen ser más sensibles a los cambios en el precio de un producto (si subes el precio compran menos, si lo bajas compran más pero tu empresa gana menos), debido a que tienen muchas opciones para adquirirlo, esto quiere decir que las empresas se ven limitadas al modificar sus precios para mantener la rentabilidad. De igual manera, cuando el poder de negociación está en los proveedores de un insumo que requiere la industria, éstos pueden ejercer presión elevando los precios de dicho insumo y con ello, disminuyendo la rentabilidad de los productores. Por lo anterior, la estrategia sería buscar una diferenciación en nuestro producto y evitar la concentración de adquisición de insumos a un solo proveedor.

Como recomendación, si estas por realizar una inversión en un negocio o ya tienes tu empresa operando, analiza estas cinco fuerzas en tu sector, y con ello, elabora una estrategia que te permita ser líder en tu industria y obtener mejores resultados. Además, puedes utilizar este análisis para encontrar nuevos mercados denominados Océanos Azules.
En la próxima publicación te platicaré en qué consiste este tipo de mercados.

*Director General de Bienestar Préstamos y Ahorro.

Comentarios