Fin a autosuficiencia en turbosina: Sener

22/10/2012
03:54
-A +A

La autosuficiencia en la producción de turbosina en México, principal combustible utilizado en el sector aéreo, llegó a su fin.

Estudios realizados por la Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y la Secretaría de Energía (Sener) prevén que a partir de este año la producción de este combustible “será insuficiente para cubrir los requerimientos de la demanda”, lo que propiciará una dependencia de los mercados del exterior en los próximos dos sexenios.

En su Prospectiva de Petrolíferos 2012-2026, la Sener anticipa que México empezará a importar turbosina hasta alcanzar un incremento promedio de 28.7% en los próximos catorce años.

Para 2026, según las proyecciones, la turbosina importada representará prácticamente 30 de cada 100 litros consumidos por las líneas aéreas en el país, cuando en 2014 apenas serán 2 de cada 100 litros.

Al mismo tiempo, México dejará de tener presencia en los principales centros de consumo del mundo, pues ha tenido que suspender las exportaciones de este producto.

Tan sólo en lo que va del año (enero-agosto), de acuerdo con los registros de Pemex Refinación ya no reporta volúmenes de ventas, cuando todavía en los primeros cinco años de la presente administración líneas aéreas consumían turbosina mexicana en el extranjero.

Entre 2007 y 2011, las exportaciones de turbosina promediaron poco más de 3 millones de barriles diarios (mbd), igual a 5% de la producción.

El documento que sirve de base para que diversos sectores de la economía realicen sus proyecciones y sus planes de financiamiento a futuro y en el cual participaron entidades como ASA, Banxico, Inegi, Pemex, SCT e Instituto Mexicano del Petróleo, abre la interrogante a las compañías aéreas sobre posibles impactos de las importaciones en el precio del combustible y su efecto en el precio de los boletos y servicios aéreos.

La prospectiva prevé la producción de turbosina crecerá 1.5% promedio anual de 2012 a 2026. De esta manera, en 2026 se producirán 70.4 mbd, pero la demanda se mantendrá por encima de la producción. “Al término de 2026, el consumo de turbosina será de 101.2 mbd, lo que implicará un crecimiento promedio anual de 4.0%”. Es decir, en 2026 se consumirán 45.0 mbd más respecto a lo demandado en 2011.

El incremento en la demanda del combustible por parte del sector aéreo será la razón principal del aumento en las importaciones, explican la Sener y ASA.

Se espera una mayor actividad del sector aéreo, que involucra un incremento de las operaciones aeroportuarias del país y de una ampliación de la infraestructura aérea.