Thor, un perrito antibombas en la Cámara de Diputados

El cachorro belga malinois, también conocido como Canelo, comenzó su entrenamiento para ser parte de los binomios de perros que detectan sustancias y explosivos en el recinto
Thor, un perrito antibombas en la Cámara de Diputados
Foto: Germán Espinosa
11/08/2019
12:03
Alejandra Canchola
-A +A

Thor es el nuevo integrante de la Unidad Canina de la Cámara de Diputados. Con apenas un año y tres meses de edad, el cachorro pastor belga malinois ha iniciado su entrenamiento como uno de los seis perros adiestrados en la detección de sustancias y artefactos explosivos, para preservar la seguridad de quienes visitan y trabajan en el recinto legislativo.

De acuerdo con información que hizo pública San Lázaro en la Plataforma Nacional de Transparencia, Thor llegó a la que será su nueva casa a principios de mayo, luego de un proceso de adjudicación directa, por un monto de 107 mil 880 pesos pagados a su primer dueño.

Su cuidador, el encargado de la Unidad Canina de San Lázaro, Sergio Cruz,relató a EL UNIVERSAL que para hacer la adjudicación, primero convocaron a empresas y particulares que ofrecieran un perro entrenado en al menos tres olores de detección de explosivos.

“Es como si fuera licitación, porque los convocamos, ellos nos mandan su cotización y las características del animal, elegimos a cinco y les damos cita para que sean evaluados. La valoración consiste en tres ejercicios de búsqueda básicos, uno por aroma”, detalló.

En la evaluación, los trabajadores de la Unidad Canina supervisan que al perro no le dé miedo reconocer los aromas y el tiempo que se tarda en identificarlos. Durante las pruebas se les filma y se llena una ficha con las observaciones.

perros2.png

Los resultados se entregan a la Dirección de Resguardo y Seguridad y se especifica cuál fue el mejor. Sergio Cruz comentó que lo primordial para que un perro sea elegido es que sea sociable y tranquilo.

Thor, también conocido como Canelo, ha demostrado, en los cuatro meses que lleva viviendo en la Cámara Baja, que es sociable incluso con los niños, pues el Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) organizó un curso de verano en el que los pequeños pudieron conocer la zona de juegos y entrenamiento de la Unidad Canina, y fue uno de los preferidos.

El cachorro tiene garantía por un año, si no lograra adaptarse por completo al trabajo que debe realizar como vigilante, se puede reponer con otro animal entrenado para la detección de explosivos.

El entrenamiento

Los seis perros de la Unidad Canina de la Cámara de Diputados están entrenados para detectar nueve aromas de material explosivo. Su adiestramiento, una vez que son admitidos, consiste en hacerlos susceptibles a detectar seis aromas más.

Las actividades tienen como base el juego y la actividad física en lugares abiertos, también se hacen rondas en lugares cerrados, por fuera del recinto y en lugares de difícil acceso, como la zona del basurero.

“Si al perro le da miedo detectar los aromas, probablemente el adiestramiento de obediencia se hizo con base en castigos, pero aquí lo hacemos con sus juguetes. Es importante, porque aquí conviven con mucha gente, deben saber estar en medio de personas sin sentir miedo para que no sean agresivos”, dijo Cruz.

Thor se unió a la familia de Jako, Mairo y Óscar, quienes también son pastor belga malinois, y de Lucas y Blackie, un golden retriever y un labrador negro, respectivamente. Cada uno tiene su binomio, quienes han trabajado en la Unidad Canina de la extinta Procuraduría General de la República (PGR) y en la Unidad Canina de búsqueda y rescate de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Después del terremoto del 19 de septiembre [de 2019] pensamos en incluirles [a los perros] un entrenamiento de rescate (...) Creemos que adiestrarlos en ese aspecto sería una manera de colaborar con la comunidad”, agregó Sergio Cruz.

 

Comentarios