San Antón, un festejo con conciencia

En el día de San Antonio Abad la iglesia española recibe a organizaciones que difunden el bienestar animal
San Antón, un festejo con conciencia
Foto: Perla Sánchez
18/01/2020
11:00
Perla Sánchez
-A +A

Madrid, España.-  

La iglesia de San Antón es un templo religioso ubicado en la ciudad de Madrid, el día 17 de enero de cada año, la famosa calle de Hortaleza se prepara para recibir a todos los vecinos, desde muy temprano la gente hace largas filas para que San Antonio Abad patrono de los animales, le dé la bendición a grandes, pequeños, altos, bajos, gordos y consentidos compañeros de vida.

La gente en Madrid lleva sus mascotas con mucha fe, para que el resto del año gocen de buena salud. Toda una red de voluntarios vende a las afueras de La iglesia de San Antón calendarios, llaveros, estampas y todo tipo de accesorios religiosos. Mientras que las organizaciones protectoras de animales hacen promoción de la adopción y la esterilización.

También la festividad de San Antón es un buen momento para conocer las labores caninas de seguridad y el servicio a personas que los necesitan. Los organizadores se ponen la meta de generar conciencia sobre la compañía y responsabilidad que representan las mascotas.

Con una vigilancia y organización policiaca la calle permanece cerrada para que llegue cualquier animalito que este dispuesto a recibir un salpicón de agua bendita, a las afueras de     del Barroco templo madrileño, una  obra del arquitecto Pedro de Ribera, creada antes de 1742 como iglesia del hospital de leprosos.

Dato curioso

La iglesia de San Antón conserva gran parte del esqueleto de San Valentín, patrón de los enamorados, cuya festividad es muy celebrada por las parejas de gran parte del mundo. Estas reliquias llegaron a España a finales del siglo XVIII como regalo del papa al rey Carlos IV, quien las cedió a los escolapios.

En la actualidad

España ha sido pionera en programas de protección y atención animal, aprobando normas importantes como la implantación de “sacrificio cero” y facilitando que puedan viajar en el transporte público animales en determinadas circunstancias. Madrid siempre ha sido una ciudad que promueve alternativas que garanticen el bienestar de los que no tienen voz.

Comentarios