La clínica veterinaria que atiende perritos de la calle; está en Tequisquiapan | Querétaro

La clínica veterinaria que atiende perritos de la calle; está en Tequisquiapan

Con poco más de dos años de operación, el Cessba brinda atención médica a mascotas y perritos en situación de calle; además cuenta con el primer servicio público de cremación en la entidad

La clínica veterinaria que atiende perritos de la calle; está en Tequisquiapan Foto: Sirse Rosas

Zoociales 04/11/2022 10:15 Sirse Rosas Actualizada 10:15

El Centro de Servicios de Salud y Bienestar Animal (Cessba), es el punto de salud público que Tequisquiapan instaló para la atención médica de animales en situación de calle y para mascotas, a costos bajos.

Inaugurado en julio de 2020, este centro  brinda consultas en 50 pesos y medicamento a bajo costo, además de realizar entre 250 y 300 esterilizaciones gratuitas al mes  para perros y gatos, informó Obed Núñez Ruiz, titular de Atención al Maltrato y Crueldad Animal del Cessba.

Adicionalmente, en julio de este año fue inaugurado el primer crematorio público en el estado, el cual forma parte de los servicios que ofrece el Cessba, el cual es subsidiado por el municipio para mascotas con dueño y es gratuito para aquellos en situación de calle; aquí  los dueños tienen la opción de pedir una cremación especial con recuperación de cenizas.

Obed Núñez señaló que alrededor del 50% de los servicios de cremación solicitan que las cenizas sean recuperadas; sin embargo, el otro 50% opta por el servicio comunitario, sin recuperación de los restos, pues muchos de ellos lo único que buscan es darle un final digno a sus mascotas.

“Muchas veces las personas dicen: ‘quiero que mi perrito tenga una despedida digna, no quiero que quede en un hoyo’. La verdad es que, ese vínculo o el hecho de tener presente a tu mascota, nos trae como cierto tipo de confrontaciones sentimentales y muchas veces dicen: ‘con que yo sepa que mi mascota tuvo un adiós digno, con eso es más que suficiente’ y muchos otros dicen ‘sí quiero tener ahí la urna de mi mascota’”.

El costo de la cremación, precisó, varía de acuerdo al peso del animal; sin embargo, se da un precio preferencial para los habitantes del municipio, con opción a recibir las cenizas en una pequeña urna.

Don Rubén es habitante de Tequisquiapan y llega alrededor del mediodía con su perro Danger, un imponente can de color negro que llega a consulta médica, se escucha decir a don Rubén que normalmente no deja que la gente se acerque pero ahora no muestra señales de molestia al estar en el consultorio, lo que, dice,  indica que en verdad se siente mal el perrito.

Tras unos minutos  sale Danger con su humano y se dirigen a una camioneta donde se sube un poco más animado para volver a casa con sus otros seis hermanos, pues don Rubén asegura que es amante de los perros y el Cessba le cayó como anillo al dedo, pues ahora puede ofrecerles una mejor calidad de vida a precios mucho más accesibles.

“Me parece formidable [que exista el Cessba] porque yo, que soy amante de los perros,  me resulta muy económico venir a traerlos, relativamente no es nada lo que llegan a cobrar aquí por la consulta o la medicina. 

“Para nosotros que nos gustan los animales, que nos gusta cuidarlos y tenerlos bien, nos parece formidable que tengan este centro”, comenta.

Al lugar llegan perritos en situación de calle, uno de ellos un pequeño negrito; se acerca a beber agua del bebedero que les colocaron al exterior del centro, ingresa a saludar y se retira. 

Dos jóvenes que se encuentran realizando prácticas profesionales en el lugar lo saludan con familiaridad y recuerdan sonriendo que el pequeño viejito fue voluntariamente a su castración, pues un día, sin más, entró al lugar y caminó directo al consultorio, por lo que las doctoras aprovecharon para agarrarlo y esterilizarlo, tras su recuperación, salió nuevamente, ahora es un perrito comunitario del que todos cuidan.

Además del viejito, una pequeña perrita rubia se encuentra al frente del centro, se llama Wera y duerme en una pequeña casa que le colocaron en el vestíbulo del Cessba, ella es comunitaria, pero ha hecho de este centro su hogar y ahí permanece, recibiendo y saludando a todo el que ingresa.

En la parte de atrás del lugar se encuentran dos jaulas grandes, donde se pueden ver perros al interior, más al fondo hay otras tantas, ahí están los perros con hogar que fueron a esterilización y ahora están recuperándose de la anestesia y en espera de que sus familias lleguen por ellos.

En las jaulas más grandes hay otros perritos: en la primera son siete, todos rescatados, entre ellos destacan tres hermanitas criollas, las cuales se encuentran en proceso de adopción y en los próximos días se irán a Estados Unidos y Canadá, donde familias ya las esperan. 

Comentarios