Con honores, se retiran dos perros de la policía en Querétaro | Querétaro

Con honores, se retiran dos perros de la policía en Querétaro

Dedicaron su vida a cuidar y velar por la seguridad de los habitantes del municipio metropolitano de Corregidora

Con honores, se retiran dos perros de la policía en Querétaro

Con honores, se retiran dos perros de la policía en Querétaro Foto: Especial

Zoociales 15/11/2022 17:22 Francisco Flores Actualizada 17:23

Con honores despidieron ayer a Hulk y Moon, quienes han dedicado su vida a cuidar y velar por la seguridad de los habitantes del municipio metropolitano de Corregidora.

Hulk y Moon son dos ejemplares de pastor belga malinois, integrantes del Grupo K9, denominación como se le conoce al equipo canino de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Corregidora.

De acuerdo con  información de la dependencia de seguridad en esta demarcación, en el grupo canino hay 22 perros q ue han sido preparados para identificar drogas, cadáveres y  localizar personas vivas.

El ejemplar canino más veterano que ayer se jubiló con honores fue Hulk,  quien cuenta con 13 años de edad, y cuya especialidad fue  la detección de narcóticos.

se_jubilan_perritos.jpeg

Una de sus principales acciones en su periodo de servicio policial fue  haber encontrado en 2019, durante un operativo, mil 81 dosis de cristal, comentó su manejador, el policía David Mandujano León.

Mientras que Moon,  manejado por el policía Juan Alberto Gutiérrez Trejo, destacó por ser un ejemplar de siete años de edad que   fue entrenado para ser un perro de intervención, pero también resaltó  por su obediencia y por participar en la vigilancia de eventos masivos. 

La secretaria de Seguridad Pública municipal, Caroline Lanestosa Oropeza, dijo que estos dos ejemplares caninos han permitido a la institución cumplir con su tarea de proteger a la ciudadanía de Corregidora.

“El binomio canino se conforma de un equipo: el perro y su entrenador, eso es simbiosis, vinculación emocional, afectiva y laboral, que da como resultado salvar vidas y protegernos”, resaltó la funcionaria. 

“Ser un manejador canino en la policía, añadió, implica actuar con disciplina y rigor en el ejercicio de las funciones como servidor público, por eso es importante recordar a Mohandas Karamchand Gandhi, quien decía que ‘a un país se le puede juzgar por la forma en que trata a sus animales’”.

perros_jubilados_queretaro.jpeg

En ese tenor, dijo que en Corregidora se valora a estos caninos a quienes se les reconoce su destreza y capacidad para sumarse y vincularse al trabajo profesional de la seguridad, “al ser capaces de dar la vida por su municipio”.

El alcalde de este municipio, Roberto Sosa Pichardo, dijo que al jubilar a estos dos oficiales caninos, se reconoce la labor, el desempeño y la trayectoria de estos grupos especiales dentro de la Policía Municipal.

“Todo mi reconocimiento a los manejadores, quienes apuntalaron las habilidades de estos ejemplares, con disciplina, adiestramiento y entrenamiento. Ambos ejemplares caninos cumplieron su servicio y serán retirados de sus actividades policiales”, resaltó el edil.

Detalló que ambos ejemplares de pastor belga  fueron donados a sus manejadores respectivos,  quienes con este hecho  la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Corregidora, dijo, da un reconocimiento a estos oficiales por haber entrenado a estos perros.

Los perros son unos atletas

Francisco Campos, instructor de la Policía Canina del municipio de Corregidora, explicó que los perros policía son animales de mucho carácter, pues se acostumbran a estar con una sola persona, que es su manejador. 

Además de ser unas mascotas, este tipo de perros, señaló, son compañeros de los policías, pues  todos los días trabajan y tienen una alimentación especial, son cepillados, “nunca dejan de ser mascotas estos perros policías”, atizó.

“Nos sirven tanto para búsqueda de personas, búsqueda de enervantes, para obediencia, protección. 
“Son unos atletas, por lo cual deben de tener una buena alimentación”, expuso.

La base de un perro de policía, añadió, es el juego, “nunca deja de jugar, nunca se da cuenta que está trabajando, nos está obedeciendo porque quiere que juguemos con él, siempre juego y comida, todo lo hacen por juego y comida”.

El perro, reiteró,  es compañero del policía uniformado, anda con él a todos lados, se va con él incluso a su casa, duerme con él, y el policía es quien le da de comer, lo atiende, “por lo que se crea un vínculo muy estrecho con ellos”. 

Temas Relacionados
perros perros jubilados

Comentarios