Un vistazo a la pandemia dentro del Hay Festival | Querétaro

Un vistazo a la pandemia dentro del Hay Festival

Joseph Zárate, periodista peruano, hablará de su experiencia, misma que plasmó en “Algo nuestro sobre la tierra”, hoy, a las 17:00 horas, en el Teatro de la Ciudad

Un vistazo a la pandemia dentro del Hay Festival

Un vistazo a la pandemia dentro del Hay Festival Foto: Cortesía

Vida Q 01/09/2022 08:14 Rocío G. Benítez Actualizada 09:09

De todas las ventanas disponibles para mirar lo que provocaba la pandemia del Covid-19, el periodista peruano Joseph Zárate se acercó a la más oscura, la de los servicios funerarios. La última línea. Y no se quedó como un observador que seguía a lejana distancia a los trabajadores de crematorios, funerarias y cementerios de Lima, también cargó a los muertos que fue dejando este virus en su país.

Las cifras oficiales dictaban un número de decesos, pero Joseph, quien sintió el peso de los cuerpos inertes, daba cuenta de que eran más, mucho más. “Perú se convertía en el país con la mayor tasa de mortalidad por Covid-19 en el mundo”.

Toda su investigación periodística, con una fina narrativa, la congregación de voces que al hilo suenan tal como un diálogo teatral —además de un réquiem—, conforman el libro “Algo nuestro sobre la tierra”, del cual hablará en el Hay Festival Querétaro.

narrar_la_pandemia_desde_el_hay_festiva.jpg

“Narrando la pandemia” es el título de la conversación en la que participará Joseph, hoy, a las 17:00 horas, en el Teatro de la Ciudad, junto a la artista y activista mexicana Lorena Wolffer, quien lanzó en 2020 la plataforma ‘Diarias Global’, un proyecto en el que se recopilan fotos de mujeres adultas, niñas y jóvenes para retratar cómo vivieron la pandemia global del Covid-19.

Zárate, galardonado con el Premio Gabriel García Márquez de Periodismo 2018 y el Ortega y Gasset 2016, es el autor de los libros “Guerras del interior” (2018) y “Algo nuestro sobre la tierra” (2021), que originalmente comenzó con una serie de crónicas, tomó cuerpo de libro justo en el tiempo en que el joven periodista se contagió de Covid-19, y no fue cuando andaba entre crematorios y cementerios. Los muertos no contagian.

La pandemia llegó a exhibir la carencia y la falta de preparación en diversos sectores, de eso también habla el libro, pero resaltan más la unión de historias vivas, familiares que cuentan cómo se contagió un ser querido, y luego de ser hospitalizado no lo volvieron a ver, no se pudieron despedir ni dar un sepelio digno; no faltaron los que exigían ver el cadáver de su familiar, porque tampoco faltaron los errores de los crematorios, y siempre quedaba la duda, si aquellas cenizas eran del ser amado.

Están las voces y el sentir de aquellos que no descansaron ante la alerta de contagios, no podían descansar porque los cuerpos inertes iban en aumento, y fue mejor acostumbrarse al hedor. También está la nostalgia de las maquillistas de cadáveres, su recuerdo de aquellos tiempos en que hasta se daba su espacio para platicarle al difunto; su labor es destacable en un ambiente en el que los hombres dominan los servicios funerarios.

Por eso, dice que el miedo, angustia e incertidumbre, hasta cierto sentido de humor en medio de la tragedia, es algo que también sintió Joseph, porque fue “no como un periodista que va a preguntar, fui como un trabajador más, igual como ellos, a cargar cuerpos”.

“Algo nuestro sobre la tierra”, describe, es como un espejo de sí mismo, en el que mucha gente se puede ver reflejado.

En 2021, intentando descansar mental y emocionalmente sobre el tema Covid-19, “porque como a todos, el tema me afectó”, se contagió.

“Fue en una comida con unos amigos, no fue durante el trabajo increíblemente; y ese hecho hizo que tomara la decisión de hacer el libro. Me afectó mucho, siempre cuando voy reportear o trabajar en campo, hablar con la gente, siempre intento desactivar algo de mí para protegerme, para que no me afecte mucho, pero cuando voy a escribir es como vivir ese acontecimiento otra vez, escuchar los audios, pensar qué significa lo que has visto, digerirlo, y a veces es inevitable librarse, trato de anotar lo que siento en el momento. Para mí ese libro era una operación, un artefacto para poder comprender la situación que estaba viviendo, sólo que en lugar de escribirlo en primera persona, lo hice a través de las voces de otros. Hay diálogos con mucha emotividad y fuerza, y eso fue dejar que ellos hablen, no es que yo le dé voz a los que no la tienen, simplemente quería que ellos hablen, y eso hice”.

En su participación en el Hay Festival Querétaro, Zárate también se presentará este sábado, a las 19:00 horas, en el Jardín Guerrero, en el conversatorio “Volver a contar: Historias latinoamericanas en el Museo Británico”, una colaboración del Hay Festival y el Centro de Excelencia Santo Domingo, en el que también participará Yásnaya Elena Aguilar (México), Dolores Reyes (Argentina), Cristina Rivera Garza (México), en conversación con Amanda de la Garza.

Después de su presentación en Querétaro, el periodista peruano continuará con la preparación de un viaje a la selva de Bolivia, para escribir sobre los incendios forestales, el cambio climático y el medio ambiente... Joseph Zárate ya ha dado cierre a su línea de investigación a la pandemia.

Comentarios