Restan pocos días para ver la exposición Mitad del cielo en Querétaro | Querétaro

Restan pocos días para ver la exposición Mitad del cielo

El Museo de la Ciudad tendrá abierta la exposición de 32 imágenes de Michael Willöfer, arquitecto con especialización en fotografía, hasta este domingo

Restan pocos días para ver la exposición Mitad del cielo

Restan pocos días para ver la exposición Mitad del cielo Foto: Cortesía

Vida Q 25/02/2022 06:14 Rocío G. Benítez Actualizada 09:04

Las 32 fotografías que integran “Mitad del Cielo” (Half the Sky), obra de Michael Willöfer, estarán en el Museo de la Ciudad hasta el 27 de febrero. El proyecto nació entre septiembre de 2014 y marzo de 2015 en Canadá, durante el intercambio de estudios de arte que realizó, en Concordia University, en Montreal.

La serie representa esos “momentos en los que no nos es posible ver el cielo entero. Se esconde detrás de las nubes, permanece parcialmente oscurecido. Tiempo para reflexionar, posibilidad para mirar atrás, compartir nuestra propia historia, hacer planes. Aunque no podamos verlo por completo, sabemos que el cielo siempre está ahí, así que esperamos el siguiente momento en que se libere de nuevo y podamos ver hasta el horizonte”, explica el artista.

Originario de Berlín y con estudios en arquitectura, Michael llegó a México y se especializó en fotografía. Su estancia en Canadá le permitió adentrarse en sí mismo y rememorar diversas etapas de su vida.

“Reflexioné sobre mi tiempo en México, mi propia biografía e hice planes para después de la maestría: por un lado, quería iniciar un proyecto fotográfico a largo plazo sobre la provincia mexicana y, por otro, me propuse restablecer contacto con mi familia en Berlín y construir una conexión con mi padre Klaus, sin el que crecí y que vivía en el sur de Alemania”.

El proyecto se fue desarrollando con esos paseos que realizaba en calles y callejones cercanos en donde se alojaba, espacios que su mayoría desiertos. El resultado es una especie de diario personal, “son la expresión de mi búsqueda de rastros de las peculiaridades, pero también de lo banal, de este particular barrio. Al mismo tiempo, son momentos de contemplación en los que, como fotógrafo, reflexioné tanto sobre el lugar como sobre mi propio pasado y futuro”, detalla.

Comentarios