Se encuentra usted aquí

Niños de La D, a gira internacional

Los hermanos Uribe Hernández viajarán con la Orquesta Makochi para representar a Querétaro en Suiza, Austria y Finlandia
Niños de La D, a gira internacional
Foto: Mitzi Olvera
25/02/2020
07:59
Rocío G. Benítez
-A +A

¿Antes de saber de la Orquesta Makochi tenían conocimientos de música?, es la primera pregunta para Eduardo y Fernanda Uribe Hernández, originarios de la comunidad de La D, municipio de Pedro Escobedo, Querétaro.

“Conocimientos, conocimientos de música… no”, responde Eduardo.

¿Y alguien de la familia se dedica a la música?

“Mi papá toca un poco el teclado”, dice Fernanda con voz muy baja, ella es la más tímida de este par de hermanos.

¿Alguna vez su papá les dijo que soñaba con estudiar música?

“Sí”, contestan al unísono.

¿Y qué les contó su padre sobre ese sueño?

“Que le fascinaba el arpa y le hubiera gustado estudiar para tocar ese instrumento”, explica Fernanda.

Justino Uribe es el nombre del papá de Eduardo y Fernanda, en quienes seguro ve cumplido ese sueño de la música y a gran escala, porque sus hijos vivirán del 16 de julio al 8 de agosto a su primera gira internacional, por primera vez volarán en avión y saldrán fuera de México.

Junto a la Orquesta Makochi, con la guía de los músicos Alejandra Barrientos y Héctor Larios, los hermanos Uribe Hernández representarán a Querétaro en una serie de conciertos en Suiza, Austria y Finlandia.

Fernanda, con 12 años de edad, cursa el primer año del nivel secundaria. Eduardo tiene 10 años de edad, estudia el cuarto grado de primaria y a lado de la Orquesta Makochi ya suma grandes logros, uno de ellos fue tocar el salterio junto a la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ) en el Teatro Metropolitano.

“Primero quise aprender a tocar la guitarra, pero como no alcanzaba a tocar los acordes tuve que escoger el salterio y creí que no me iba a gustar pero más tarde sentí mucha curiosidad, después fui aprendiendo y aprendiendo, hasta que llegué a la Orquesta Makochi”, platica Eduardo y recuerda como una grata experiencia su participación en el concierto con la OFEQ. “Me gustó mucho, y estaba medio nervioso porque no conocía a mucha gente, y si me equivocaba los músicos se iban a enojar, creí que no iba a lograrlo y lo logré”.

Estudiar música, detallan los expertos Alejandra y Héctor, requiere constancia, disciplina, y en el caso de los niños, apoyo de los papás. Eduardo y Fernanda viven en la comunidad de La D, ubicada en el municipio de Pedro Escobedo, y sus padres, Adriana Hernández y Justino Uribe, se organizan para viajar con ellos todos los viernes y algunos fines de semana para que asistan con puntualidad a sus ensayos.

“En octubre de 2016 se integraron al campamento que realizamos en el municipio de Huimilpan, y desde hace dos años que vienen a estudiar a Querétaro y ensayar con la Orquesta Makochi. Desde el inicio su interés fue notorio, aprendieron rápido y son jóvenes muy dedicados en estudiar y entender que sus papás hacen un esfuerzo por traerlos a una clase, ellos hacen hora y media de La D a Querétaro, ese interés de toda la familia se aplaude”, comenta el músico y director Héctor Larios.

Ahora, como integrantes de la Orquesta Makochi, lo que Justino le dice a sus hijos es: “síganle echando ganas”, exclama Fernanda. “Todo se puede lograr con el trabajo y nunca te pongas un no para nada”, añade Eduardo.

Contando a Eduardo y Fernanda, son 15 niños y jóvenes los que integran la Orquesta Makochi, todos viajarán a Suiza, Austria y Finlandia, y también participarán en el Congreso Mundial de Educación Musical, actividad que realiza la UNESCO desde 1954, que se realizará en la ciudad de Helsinki, Finlandia.

Para la gira ya celebraron con gran éxito un primer concierto de recaudación de fondos, y tendrán otro el sábado 25 de abril, a las 12:00 horas, en el Museo Regional, y el sábado 13 de junio, a las 12:00 horas, con solistas y la Orquesta Makochi Dulcemelos.

“Toda la orquesta está formada por familias de trabajadores, empleados, maestros, obreros, secretarias, contadores, no somos una orquesta que se caracterice por ser muy adinerada, pero todos somos trabajadores, somos un grupo de padres de familia que quisiéramos lo mejor para todos los niños y jóvenes de nuestra orquesta, y esperamos que alguna institución gubernamental escuchara nuestra voz para decir, yo les apoyo a cambio de su trabajo, nada de a gratis, nosotros siempre hemos estado dispuestos a trabajar”, añade la salterista Alejandra Barrientos.

Comentarios