“En la fotografía hay que ser uno mismo”

Carol Montiel, estudiante de la UAQ, participa en la muestra colectiva Contando historias de mi barrio, que se exhibe en Alameda Hidalgo

“En la fotografía hay que ser uno mismo”
Foto: Cortesía
Vida Q 21/09/2021 08:10 Rocío G. Benítez Actualizada 13:25

Carol es estudiante del tercer semestre de Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Querétaro y una de sus obras es parte de la exposición Contando historias de mi barrio. Hagamos Fotografía, que permanecerá en la zona perimetral de la Alameda Hidalgo, hasta el sábado.

La joven se está especializando en pintura y fotografía. Y platica en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, que su amor por la foto creció a través del taller dirigido por Luis Beltrán, “Contando Historias de mi barrio, hagamos fotografía”, convocado por la Secretaría de Cultura del Municipio de Querétaro.

vq-foto2_130271785.jpg

“Sí, mi amor por la fotografía creció, porque Luis nos contaba sobre la historia y el trabajo de diferentes fotógrafos, así conocí a muchos autores. Era el primer acercamiento directo que yo tenía con la fotografía y me sentía un poco insegura, nerviosa, pero con el tiempo me di cuenta que en la fotografía hay que ser uno mismo. Ha sido una experiencia maravillosa”, afirma Carol Montiel Cerezo.

A la edad de cuatro años, Carol llegó con su familia a vivir a Querétaro. “Ya soy toda una queretana”, dice. Su participación en esta actividad no sólo la llevó a acercarse a la foto, sino a conocer más su barrio y la gente que transita por el lugar. “También me llevó a conocerme a mí misma”.

Hacer fotografía de calle, asegura, no es fácil. Su principal obstáculo era el miedo a la equivocación, pero en el proceso se dio cuenta que los errores son también parte del aprendizaje.

vq-fotodato_130269766.jpg

“Estuve tomando fotos en el centro de Querétaro, para mí era complejo porque me daba un poco de pena ir y comenzar a fotografíar, sobre todo porque son fotos de calle, hay que fotografiar a la gente que va pasando, al inicio me costaba, pero definitivamente vi esa evolución durante el taller, porque teníamos pláticas con fotógrafos reconocidos y nos guiaban en este proceso, eso me ayudó mucho a soltarme, perder el miedo, equivocarme, porque no siempre a la primera se tiene la foto, hay que esperar el momento”.

El taller impartido por Luis Beltrán, director de la Escuela Activa de Fotografía en Querétaro, se extendió a lo largo de las siete delegaciones del Municipio de Querétaro; se inscribieron 170 personas de diversas edades y exponen 104 en la Alameda Hidalgo, entre ellas Carol, con una foto que muestra el instante en que un joven, con cubrebocas, pasa frente a una escultura del centro de Querétaro.

Temas Relacionados
fotografía exposición

Comentarios