Se encuentra usted aquí

El futuro de la música en vivo

La escena también es el lugar y el espectador, dice el escritor y promotor musical Rafael Volta
El futuro de la música en vivo
Foto: Cortesía. Rafael Volta
02/06/2020
09:00
Rafael Volta
-A +A

La música en vivo en Querétaro está construida por los músicos que viven en esta ciudad y ejecutan algún instrumento o se dedican a la composición. La conforman los que tocan en una banda de original o de covers; los que son instrumentistas en la Orquesta Filarmónica del Estado; los que se dedican a géneros menos populares como el jazz, funk, folk; los de a pie, quienes cantan en camiones, plazas y mercados y hasta agrupaciones como mariachis, norteños y gruperos, quienes amenizan fiestas, bodas o XV años.

La música en vivo crea una escena que se nutre también de los espacios, foros, bares, cantinas, restaurantes, salones de baile, teatros, auditorios que continuamente ofrecían una variedad musical para el público. La escena también es el lugar y el espectador. Hasta antes de la pandemia, menos de 20 establecimientos en la ciudad programaban continuamente música en vivo. Tras la cuarentena, tal vez ninguno o muy pocos sobrevivan. Y ahora que no han podido abrir estos lugares por disposiciones sanitarias, el panorama es desolador para los músicos que obtenían algún ingreso por sus presentaciones.

A continuación propongo una serie de acciones que ayudarían a reactivar la escena local. Espero que algún regidor o diputado local lea este artículo y se sensibilice con los artistas.

1) Crear en los reglamentos municipales la figura de la cuota de recuperación, que no es lo mismo que la cooperación voluntaria, para apoyar al gremio de músicos y artistas. El monto de esta cuota no deberá ser mayor a dos salarios mínimos vigentes por persona que quiera disfrutar de un espectáculo en vivo. Hablamos de una cuota que va desde la entrada libre hasta los $246.44  por persona. Aplicaría para eventos en lugares, comercios y establecimientos públicos con un aforo no mayor a las 150 personas, sin que se requiera de ningún pago de impuesto o permiso especial por parte de las autoridades locales.

 2) Reorientar la programación de festivales onerosos como el Hay Festival, TrovaFest y similares para que incluyan en su programación 70% de artistas locales y 30% de artistas nacionales o extranjeros.
3) Reagendar los eventos masivos en la ciudad: Feria Ganadera de Querétaro, Grandes Conciertos, Maratones. Se trata de generar un flujo de personas justo para todos. Cuando hay feria es bien sabido que “todo Querétaro se va para allá” afectando enormemente a los demás comercios, especialmente a los del Centro Histórico. Si estos espectáculos masivos fueran programados entre semana o más temprano, el fin de semana lo aprovecharían, en cuanto a flujo de gente y ventas, los artistas y establecimientos locales.

Querétaro era una ciudad turística. El Centro Histórico, en el cual radica casi la totalidad el entretenimiento y oferta cultural de la ciudad, estará desolado debido a que muchos comercios no pudieron soportar la crisis económica. Es necesario apoyar como nunca a los artistas y a los lugares donde se presentaban. Ser empáticos para volver a hacer de Querétaro una ciudad viva cultural y turísticamente.

vq-musicav2_113868898.jpg

RAFAEL VOLTA (Querétaro, 1977) Cursó el diplomado en creación literaria de la Sogem en la CDMX (2014-2016). Publicaciones: “Principia Mathe-Machina” (Poesía) Fondo Editorial de Querétaro (2018), “The Q Horses” (Dramaturgia) Herring Publishers (2018), “Antología Foliaje 1” (Cuento) Revarena (2019).

Comentarios