Diálogo y expansión, las propuestas para el Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro | Querétaro

Diálogo y expansión, las propuestas para el MACQ

Raúl Sangrador, nuevo director del recinto, busca consolidar al museo como un centro de reflexión, extender las actividades a las delegaciones y hacer sinergia con la UAQ

Diálogo y expansión, las propuestas para el MACQ

Diálogo y expansión, las propuestas para el MACQ Foto: Cortesía

Vida Q 23/01/2023 07:31 Rocío G. Benítez Actualizada 08:20

El arte contemporáneo no se puede entender de manera aislada, dice Raúl Sangrador, nuevo director del Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro (MACQ), y por ello su proyecto al frente de este recinto se enfoca en consolidarlo como un centro de reflexión, conocimiento e investigación, en donde se pueda abrir el diálogo con el barrio La Cruz, extender sus actividades a las delegaciones municipales, además de hacer sinergia con la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), su casa de estudio y docencia.

“El museo debe ser un espacio abierto a todo mundo, un espacio donde todas las personas estén incluidas, todas las personas son bienvenidas para que entremos en contacto, si se quieren involucrar con nosotros a través de algún proyecto expositivo, adelante, y tal vez habrá alguien que no tenga del todo aterrizado su proyecto, pero nosotros podemos también asesorarles y dar algún apoyo curatorial, hay muchas maneras de incluir a todo el mundo que tenga interés de participar con el museo; y haré mucho énfasis en hacer una inclusión horizontal de todo el tejido social”, explica Sangrador, en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro.

El ingreso de Raúl Sangrador a la dirección del MACQ se realiza tras varios cambios, es por ello que asume el cargo como una gran responsabilidad y con muchas ideas por implementar.

Su proyecto se centra en desarrollar al MACQ como un centro de reflexión y de producción de conocimiento, documentando en un archivo el trabajo y manifestaciones que se presenten en el mismo museo, “insisto, también debe de ser un testigo de su momento”. Y dicho archivo podría ser digital, “de modo que pasará el tiempo, pasarán los años y las décadas, tal vez nosotros ya no estemos aquí y esos archivos puedan ser documentos valiosos para ir estudiando este presente”.

Al tener una historia como docente investigador dentro de la UAQ y ahora al ser director del Museo de Arte Contemporáneo, no cortará los lazos con su alma mater, y buscará hacer sinergia, también habla de invitar a artistas nacionales y de trayectoria internacional.

“Está el interés de traer nombres internacionales, ya veremos las maneras, ya veremos los procesos, es un interés, pero también en equilibrio, y procurar generar el desarrollo de pensamiento local y nacional”.

Una forma de “sumarse a la historia”

El Museo de Arte Contemporáneo de Querétaro se inauguró en noviembre de 2018, ocupando el huerto del noviciado del antiguo Colegio de Propaganda Fide que por varios años fue escuela primaria y ante los deterioros físicos, el inmueble permaneció cerrado hasta 2018, luego de su restauración y adaptación. El lugar es emblemático para Querétaro, porque se ubica en uno de los sitios más tradicionales y antiguos: el barrio de La Cruz, que no es ajeno para Sangrador, pues ahí vivió su primera infancia.

“Dentro de mi proyecto de trabajo está el hacer visitas, hacer contacto con la gente de ahí mismo de la zona de La Cruz, pero también de San Francisco, estar atento a las manifestaciones culturales propias de estos lugares y llevarlas al museo, el museo se debe a ese espacio y ese espacio se debe al museo, es decir que no se sienta para nada que es un ente extraño, invasivo y que gentrifica, no, todo lo contrario. (…) Tengo documentos de Julio Castillo donde habla de su vida en el cerro de La Cruz. Es decir, sumarnos a la historia, esta historia que ya es sólida, yo más bien soy alguien que quiere sumarse a todo esto, porque el espacio en sí mismo es de un significado importante para Querétaro”.

Pero el acercamiento no será sólo a los barrios cercanos, también coincidió con Marcela Herbert, titular de la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro, en la importancia de extender su trabajo a otros sitios de la ciudad.

“Para el proyecto del museo extramuros me pondré en contacto, me pondré a las órdenes de las delegaciones para poder llevar esto a cabo; y también me interesa mucho fortalecer la cuestión de los servicios educativos. (….) Todo mundo, independientemente de la clase social, de la zona de la ciudad, independientemente de todo, tienen interés en el arte contemporáneo, tienen mucho interés en tener este entendimiento, de poderse acercar y tener la experiencia estética con estas piezas, que a veces son complicadas, a veces son críticas, y los cursos, diplomados, yo creo que es algo muy importante que hay que desarrollar”, detalla.

Raúl Sangrador es doctor en Arte por la Universidad de Guanajuato, maestro en Arte y Sociedad por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y tiene un diplomado en Arte Actual, organizado por la Universidad de Guanajuato en la Ciudad de New York, Estados Unidos. También ha realizado estancias de investigación en el Centro de Estudios y Documentación del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y en el Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba, además es docente investigador en la Facultad de Artes de la UAQ.

Comentarios