Azucena rememora la creación de Fábula Vegetal

La artista tendrá una charla con Gabriel Hörner y se transmitirá desde el Instagram del Museo de la Ciudad
Azucena rememora la creación de Fábula Vegetal
Foto: Rocío G Benítez
04/08/2020
05:17
Rocío G. Benítez
-A +A

“Mi trabajo escultórico explora las fronteras y correspondencias entre la naturaleza y lo creado por el hombre: lo orgánico y lo sintético”, dice Azucena Germán sobre su obra que se enfoca en la naturaleza, mediante la pintura, escultura e instalación. Y la experta en escultura botánica participará en una charla con Gabriel Hörner, director del Museo de la Ciudad, para hablar de Fábula Vegetal, exposición que presentó en 2012 en el mismo recinto que hoy convoca a esta remembranza a través de la redes.

La cita para la charla con Azucena Germán es hoy, a las 18:00 horas, desde el Instagram del Museo de la Ciudad (@mcqro).

Fábula Vegetal es un proyecto que reunió 12 cajas (dioramas) de escultura, elaboradas con materia que la artista recolectó en diferentes sitios de la entidad queretana: troncos, hojas secas, flores, huesos e insectos.

“Las composiciones resultan en reflexión poéticas, científicas o filosóficas acerca de la naturaleza, representando a un tiempo la visión romántica del mundo y la turbación propia de lo desecado y lo muerto. (…) Cada composición es un diorama colmado de símbolos que invitan a la contemplación, a la reflexión sobre una historia o fábula vegetal en los límites entre la biología y el arte”, palabras de la artista para Fábula Vegetal.

Sobre la trayectoria de la artista. Azucena Germán (Ciudad de México, 1979) vive y trabaja en la ciudad de Querétaro. Egresó en el 2001 de la carrera de Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en el 2002 recibió el Premio Alejandrina a la Creación Artística y en el 2004 cursó el taller “Sculpture, Object, Enviroment”, en Nueva York.

Entre su exposiciones destacan Moho (2010) y Fábula Vegetal (2012), ambas en el Museo de la Ciudad de Querétaro. La obra de la artista forma parte de los Museos Comunitarios de Tolimán y Landa. Además realizó la dirección de Pintura Ornamental en el Museo de los Conspiradores, en Querétaro.

Y Natura Querétaro es el nombre de la escultura botánica que Azucena creó para la biblioteca de la Facultad de Ciencias Naturales de la UAQ, en colaboración con estudiantes de Horticultura y Veterinaria.

Para Azucena todo lo que hay en la naturaleza es útil y bello para crear una obra de arte, “en sí cada pieza orgánica es una escultura, tiene su morfología, tiene colores propios, su propia belleza, todo lo que te puedas encontrar en sí ya son objetos escultóricos dignos de apreciar”.

Durante el proceso de creación de una escultura existen varias fases de selección, la primera es dentro de la recolección de las piezas. Una vez hecha la recolección y clasificación, se comienza a tratar cada una de las piezas mediante tintas y resinas, para evitar su oxidación. Posteriormente se comienza a armar la escultura, se integran una a una hasta lograr una composición final.

Comentarios