La contienda del otoño

Vida Q 30/08/2014 01:07 Actualizada 10:54

El color es emoción, recuerdos, sentimientos. Desde las tonalidades más explosivas hasta la ausencia del mismo –como se le denomina al negro– comunican siempre algo. Es por ello que cada una de las prendas y accesorios que llevamos a diario expresan rasgos de nuestra personalidad, a partir de los matices que solemos utilizar.

Cada temporada, las miradas de la industria de la moda se centran en los tonos que reinarán en las colecciones de célebres diseñadores y firmas internacionales. En ocasiones, este elemento es suficiente para identificar a qué marca pertenece una colección, prenda o accesorio.

De igual forma, hay casas que han conseguido hacer suyo algún color específico, y logran ser recordadas por éste, como es el caso de Hermès y el naranja, Valentino y el rojo, Tiffany & Co. y el azul, MaxMara y el camel, Chanel y la mezcla de blanco y negro, Christian Louboutin y las suelas rojas, entre otras.

Para este otoño, hay dos colores que se perfilan como protagonistas del guardarropa tanto femenino como masculino: el gris y el rojo. Aunque distintos entre sí, es posible lograr ecuaciones modernas y elegantes con cada uno si se combinan los matices adecuados.

‘Fifty shades of Grey’

De Hermès a Stella McCartney, pasando por MaxMara, Ralph Lauren y Michael Kors, el gris impuso su autoridad durante los shows Otoño/Invierno 2014-15. De estilo clásico o vanguardista, en una sola tonalidad o en mezcla de varias, desde abrigos hasta pantalones, este color ha logrado ganarse el mote de “el nuevo negro”, dada su elegancia y polivalencia.

Atrás quedaron los días en que este nuevo básico del guardarropa se asociaba con la tristeza y el aburrimiento; las propuestas actuales revelan su lado contemporáneo y dotan de una significativa carga de seguridad a quien lo porta.

Para ellas, un vestido gris a la rodilla representa, por ejemplo, una buena opción para acudir a la oficina. Un abrigo en este color asegura su permanencia en el clóset por varios años, si se adquiere uno de buena calidad y se le dan los cuidados básicos. Un atuendo más casual, por otro lado, puede conformarse por unos skinny jeans, blusa de manga larga con algún detalle –como escarolas, por ejemplo– y un blazer.

Además del clásico azul, los jeans grises sacan del apuro a cualquier hombre, siempre y cuando se elijan en un corte recto o semiajustado. Combinados con una camisa blanca y un saco articulan un código formal para asistir, por ejemplo, a un cocktail. En una versión casual, se pueden acompañar por una bomber jacket y una playera debajo.

El color de la pasión

La reciente red carpet de los premios Emmy, de la mano de las luminarias más célebres del mundo, lo confirmó: el rojo y sus tonalidades llamativas son protagonistas indiscutibles de la temporada que inicia. Pero seamos honestos, no todas las personas se sienten cómodas portándolo, dado su poder y carácter provocativo.

“El rojo es uno de los colores más fuertes y atractivos, por eso es recurrente en distintas temporadas y épocas”, asegura el diseñador Macario Jiménez, quien ha explorado diversos tonos dentro de sus colecciones y asocia este color con las mujeres sofisticadas y seguras de sí mismas.

Contrario a lo que pudiera pensarse, las mujeres y los hombres tienen a su disposición una variedad de tonalidades para conseguir looks elegantes y contemporáneos. En el caso de ellas, por ejemplo, un vestido rojo de estilo minimalista resulta una buena alternativa. “Creo que cuando se trata de este color, menos es más”, advierte Jiménez.

Para conformar una imagen casual, se pueden combinar unos pantalones a media pierna con un suéter tejido en un tono oscuro, que contraste con la parte inferior. El rojo, además de otras opciones de su misma gama, luce bien con rosa y con tonos neutros como khaki y nude. Quienes deseen darle solamente un acento de color a su atuendo, pueden apostar por un bolso o unos zapatos en este color, o bien, por un llamativo y seductor labial.

Los hombres, por otro lado, deben tener precaución con su uso. Los tonos vibrantes en las prendas se recomiendan principalmente para los jóvenes, quienes pueden llevarlos en t-shirts, chaquetas, pantalones e, incluso, tenis. Para los caballeros adultos, las tonalidades oscuras, como el granate, lucen elegantes en un suéter de cuello ‘V’ o en abrigo de corte clásico. Un matiz más vivo puede sumarse, por ejemplo, a través de una camisa a cuadros.

La consigna de la moda es sencilla: debes ponerte a tono con la temporada. Y tú, ¿con qué color de esta contienda te identificas?

Temas Relacionados
contienda otoño lado gris rojo