En sus zapatos y a 360 grados | Querétaro

En sus zapatos y a 360 grados

Imagine que a una persona ciega, que diariamente sale a correr, le colocan una cámara para grabar en 360 grados todo su trayecto

Vida Q 28/11/2016 01:22 Rocío G. Benítez Actualizada 14:25

Imagine que a una persona ciega, que diariamente sale a correr, le colocan una cámara para grabar en 360 grados todo su trayecto, y ese vídeo de realidad virtual lo ve una persona que no puede caminar, hasta sentir que es ella quien está corriendo. Así de complejo y hermoso es el proyecto que está filmando Oliver Krisch en Querétaro, especialmente para el III Festival Oxímoron, Un silencio atronador, que tendrá actividades del 29 de noviembre al 3 de diciembre.

En sus zapatos es el nombre que Krisch le ha dado a su documental de realidad virtual. Y se centra en la vida de Gerardo Morán, ciego de nacimiento, originario de Tecozautla, Hidalgo, uno de los fotógrafos ciegos más destacados de Buró Cultural.

El documental de realidad virtual se presentará el sábado 3 diciembre en el Museo Regional, en donde habrá equipo disponible para que toda persona experimente “en sus zapatos”, lo que vive un ciego.

“La realidad virtual es un medio que puede invit ar a una persona a presenciar en primera persona qué vive y cómo vive otra persona, por eso el documental se llama En sus zapatos, porque trata de hacer una aproximación a esa frase: Ponte en sus zapatos. Entiende lo que vive. Mira cómo vive. La realidad virtual es un medio que conjuga muy bien esa idea, porque realmente te pones en los zapatos del otro y estás viviendo lo que está experimentando esa persona”, platicó Oliver Krisch a EL UNIVERSAL Querétaro.

En las personas con discapacidad la realidad virtual también permite intercambiar perspectivas, permite vivir situaciones nunca imaginadas en la vida real, explica el mismo cineasta y fotógrafo venezolano.

“Te permite entrar a una fantasía, regalar un momento de felicidad, un momento de esparcimiento, por ejemplo, a una persona invalida la puedes poner a correr, a bailar, eso parece imposible pero sí; el medio de cierta forma te trastoca y realmente pierdes la perspectiva, hasta el grado de preguntarte: ¿Realmente pasó o no pasó? Si te lo crees de verdad tu mente dice: Sí pasó. Imagínate, cómo vas a trascender emocionalmente tú, si siendo un invalido que no caminas desde… hace 20 años, por ejemplo, y yo te pongo unos lentes de realidad virtual y te pongo a correr, en verdad vas a creer que estás corriendo, y toda esa capacidad cerebral va a provocar felicidad y la felicidad va anulando malas vibras, te va curando”.

Confianza a ciegas. En el 2014 Oliver Krisch visitó por primera vez Querétaro, acompañando a la famosa fotógrafa ciega Sonia Soberats. Viajaron desde Nueva York para dar un taller de la técnica pintar con luz, la especialidad de Sonia. En aquella visita Oliver conoció a Lupita Campos, Miguel Ángel León y Gerardo Morán, fotógrafos ciegos de Buró Cultural Artesano, asociación creadora del Festival Oxímoron.

En su segunda visita a la ciudad, Oliver llegó directamente a trabajar con Gerardo Morán. En muchas de las exposiciones donde se ha presentado obra de Gerardo, el mismo fotógrafo ciego ha estado presente. Pero no es lo mismo verlo en medio de una inauguración o en un salón de clase, que verlo en su vida real, en su día a día.

Oliver fue hasta Tecozautla para conocer el lugar donde vive Gerardo. Ver el camino que tiene que cruzar el fotógrafo ciego, los sembradíos por donde pasa, las cuestas de piedra que tiene que subir y bajar para llegar o salir de su casa. Y todo eso lo filmó a 360 grados, para que las personas que vean el documental En sus zapatos recorran esos caminos que él frecuenta, sin ver.

Durante la filmación Oliver le preguntó a Gerardo: ¿Qué es lo que más te divierte en la vida? “Me encanta bañarme en la piscina”, contestó Gerardo. Oliver tomó sus cámaras submarinas para filmar en 360 grados y se las puso a Gerardo. Él se sumergió en el agua, esa experiencia también quedó grabada y las imágenes son increíbles.

“Gerardo entiende muy bien lo que es el contenido de la cámara y se emociona. Me parece interesante la historia de Gerardo porque es un ciego súper independiente, es un ciego digno de admirar, más allá de que tiene una sensibilidad increíble, más allá de que él nunca ha visto, pero él tiene una conciencia increíble acerca de todo, me impresiona que reconoce los árboles con tocarlos, en donde se detiene sabe perfectamente donde está”.

El proyecto de documental, que originalmente contempló sólo la historia de Gerardo, tiene posibilidades de crecer con la participación de Lupita Campos y Miguel Ángel León, fotógrafos ciegos formados en Buró Cultural.

“Yo los entiendo y siento que hay una trinidad entre ellos, que es muy rica visualmente, emocionalmente hay como algo nutritivo, hay algo divino que me gustaría tocar con sus historias. Quiero explorar cómo viven cada quien, el ser ciego y ser fotógrafo es lo que comparten pero cada uno tiene una manera distinta de ser y vivir”, explica el cineasta sobre la oportunidad de ampliar el documental.

Fotógrafo desde los 16 años. Oliver Krisch, originario de Venezuela y radicado actualmente en Estados Unidos, comenzó su labor fotográfica desde los 16 años, siguiendo los pasos de su tío Pablo Krisch, Premio Nacional de Fotografía en Venezuela.

“Siempre trabajé con mi tío Pablo y a la vez con sus amigos, tiene muchos amigos fotógrafos y todos como que me adoptaron de cierta forma. Siempre viajamos juntos, trabajamos en la petrolera, Venezuela es un país petrolero y siempre nos fuimos a las refinerías, trabajamos tres meses, seis meses, haciendo foto industrial y documentalista”.

La situación política y social del país llevó a Oliver a Estados Unidos y ahí se reencontró con una amiga de la familia, la fotógrafa ciega Sonia Soberats. “Sonia me conoce desde toda mi vida, Sonia es amiga de mi mamá, desde que mi mamá tenía 17 años. Siempre ha estado en mi vida de alguna forma u otra; yo conocí a Sonia cuando todavía veía y sigue siendo una gran persona súper, enterita, echada pa’lante, de buen humor, el hecho que sea ciega no impide que sea Sonia, es increíble. Y cuando yo me mudo a Nueva York la llamo y me dice: Yo estoy haciendo foto, vamos a hacer fotos juntos. Y así fue”.

En mayo de este 2016 Oliver comenzó a trabajar con la realidad virtual. “Me pareció un medio complejo y súper excitante, más por la relación que tengo con personas invidentes, y esa reflexión que hay al preguntarse: ¿Qué es realidad y qué no es? ¿Qué es la realidad y qué somos? Es un medio importante para la discapacidad, ser invidente y discapacitado siempre tiene un rango de marginalidad, de rechazo a la persona y me parece que este medio de realidad virtual puede invitar a una persona a presenciar en primera persona qué vive y cómo vive la otra persona”.

El cortometraje En sus zapatos se podrá apreciar el sábado 3 de diciembre, en el Museo Regional de Querétaro, a partir de las 11:00 y hasta las 16:00 horas. El cineasta y fotógrafo Oliver Krisch estará en ese horario para compartir experiencias e información del trabajo en realidad virtual y el documental que está realizando en Querétaro.

Temas Relacionados
Vida Q cortometraje 360 zapatos

Comentarios