24 / septiembre / 2021 | 15:34 hrs.

A la Berlinale para aprender de la industria

Vida Q 27/12/2015 01:41 Actualizada 03:59

Con tres películas filmadas y dos proyectos para rodar en 2016, Jorge Michel Grau ha sido seleccionado para el Talent Campus de Berlín.

El director de Somos lo que hay formará parte del grupo de personas, proveniente de diversos países, que asistirán a pláticas con integrantes de la industria fílmica en el orbe.

En ediciones pasadas han asistido, entre otros mexicanos, los actores Humberto Busto (Los Héroes del Norte) y Jorge Luis Moreno (Me late chocolate), así como los directores Amat Escalante (Heli) y Fernando Eimbcke (Temporada de patos).

“Tampoco llevo mucho tiempo en esto”, bromea Michel Grau.

“El Talent es más como de cineastas en ciernes, no necesariamente alumnos de cine a punto de egresar de las escuelas”, agrega.

Además, señala, a la Berlinale llegará con el proyecto Yamaha 300, narrada en la costa de Miami entre los años 70’s y 80’s, durante el considerado boom de la cocaína.

“Obtuvimos un premio en el festival de Los Cabos del seguro, poco a poco vamos juntando fondos y recursos para la producción.

“Allá me interesa más la red de gente que está atendiendo el Talent Campus con la cual podemos hacer una coproducción o colaborar en varios trabajos”, considera el entrevistado.

También Calla, una historia de licantropía con Damián Alcázar (El infierno) en el protagónico, podría entrar en paquete.

“Esa queremos hacerla a fin de año, al niño lo vamos a castear cerca de lapelícula para que tenga 14 años y no le cambie la voz”, apunta.

Con terremoto. Michel Grau, egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica, se encuentra en la posproducción de 7:19 situada durante el terremoto que azotó a la Ciudad de México en 1985.

En ella Demian Bichir y Héctor Bonilla interpretan a un funcionario y empleado, respectivamente, quienes quedan atrapados bajo escombros.

En foros se construyó el lugar, ambientado con brazos y piernas de utilería, para simular víctimas.

Si hay tiempo, buscaría estrenar en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara en marzo.

“Ya hicimos el primer corte, ya hicimos notas, pasa que como se filmó en progresivo eso nos permitió ir editando prácticamente al día tres y eso nos daba chance, mucha flexibilidad al saber qué seguía y dar ajuste, entonces, el editor avanzó rapidísimo y la verdad está muy bien”, destaca.

El estreno comercial apuntaría a septiembre, para conmemorar un año más del sismo.

“No se descartan otros festivales, el problema es que están cerca del estreno y quizá ya no interese”, expone.