Ganan fama en Las Vegas | Querétaro

Ganan fama en Las Vegas

Vida Q 27/06/2013 14:10 Actualizada 14:10

Después del éxito taquillero de la serie de películas de ¿Qué pasó ayer?, sus responsables aseguran que esta tercera entrega será la última de la franquicia iniciada en 2009, en la que un grupo de amigos viajaban a Las Vegas para una despedida de soltero.

Para sus estrellas Bradley Cooper, Zach Galifianakis y Ed Helms les ha significado el reconocimiento y un cambio de rumbo en sus carreras; por ejemplo, Cooper sólo era conocido por la serie Alias y apariciones en películas como Los Cazanovias y A él no le gustas tanto, mientras que Helms tenía un papel en The Office, mientras que Galifianakis actuaba en clubes de comedia.

“Nos sorprendió que internacionalmente cruzara fronteras, pensábamos que la película era buena, pero no imaginamos que fuera a ser tan grande”, reconoce Zach Galifianakis, quien actualmente filma Birdman o la inesperada virtud de la Ignorancia, bajo las órdenes del mexicano Alejandro González Iñárritu.

Convertido en una estrella y tras ser nominado al Oscar como Mejor Actor por Los juegos del destino, Bradley Cooper no teme ser encasillado con su papel en ¿Qué pasó ayer?.

“Ha sido una bendición participar en la trilogía; todos en la vida experimentamos alguna vez eso (el encasillamiento), debes lidiar con la idea que los demás tienen de ti, pero antes me decían tú eres el tipo de Alias, no es algo exclusivo de ¿Qué pasó ayer?, sin embargo, todo ha sido bueno después de la película”, comentó el histrión.

Luego del éxito de la primera cinta el actor de 38 años ha protagonizado cintas como Sin límite, El gran secreto y El lugar donde todo termina. “Hemos sido todos muy afortunado, el éxito del filme porque nos ha permitido hacer entre tanto las películas que siempre habíamos querido hacer y nos ha dado la estabilidad económica para hacer otras cosas, ha valido la pena”, señala Cooper.

La primera película tuvo un presupuesto de 35 millones de dólares y recaudó en el mundo 467; la segunda se financió con 80 millones y obtuvo 581, con lo que entró en la lista de películas que han superado los mil millones en taquilla; la tercera se rodó con 100 millones.

“Todos estamos motivados artísticamente; Zach y Ed son unos monstruos en lo que hacen, y yo soy el motor interno; no descansábamos, filmábamos en la noche, pero ha sido la mejor plataforma para nosotros y todos los involucrados; tampoco es que nos hayan descubierto de repente, porque hemos estado trabajando duro desde hace tiempo; yo desde el 2000, Zach en sus presentaciones y Ed en programas de televisión”.

En la tercera película, Phil (Cooper), Stu (Helms), y Alan (Galifianakis) regresan a Las Vegas para salvar a su amigo Doug (Justin Bartha) que ha quedado como rehén de un mafioso interpretado por John Goodman.

“Teníamos que cambiar la estructura, hacer lo que hicimos en el pasado hubiera sido un error”, comenta Galifianakis.

También está de vuelta el señor Chow (Ken Jeong), un verdadero pillo que entrega los momentos más divertidos y que esta vez tiene mayor peso en la historia. “Le debo todo a la primera vez en que salté desnudo de la cajuela —en el filme—, obtuve la fama y el reconocimiento instantáneo y lo más importante es que conseguí trabajo como actor, era lo único que quería, no me importaban la fama ni el dinero, lo único que sigue siendo mi intención es trabajar como actor”, comentó el histrión de ascendencia surcoreana.