Colegio se suma a una buena causa | Querétaro

Colegio se suma a una buena causa

Vida Q 27/03/2014 01:52 Actualizada 09:51

Bajo la dirección escénica y vocal de Daniel Villar, se presentó en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez la ópera rock “Jesucristo Superestrella” con alrededor de 50 actores en escena, pertenecientes a la comunidad estudiantil de la preparatoria del Colegio Centro Unión.

La ópera rock que tuvo su estreno hace un par de semanas en San Juan del Río, llegó a Querétaro para ofrecer dos funciones a beneficio de la Comunidad “Quédate con nosotros”, que desafortunadamente tuvo poca respuesta por parte del público.

Sin embargo, los organizadores se mostraron optimistas y continuarán recaudando fondos para la construcción de un Centro de Estudios y Formación de Espiritualidad para Jóvenes.

“Tenemos este sueño y es por eso que hemos traído esta producción para recaudar fondos”, comentó José Carlos Rodríguez, integrante de este movimiento que dirige el padre Efraín Gómez.

Quédate con nosotros es una asociación civil sin fines de lucro, con presencia en Querétaro, San Juan del Río y Guadalajara dirigida a los jóvenes. La comunidad es un movimiento de jóvenes católicos mayores de 15 años y lo que hicimos fue pedir apoyo de esta obra en versión multimedia que lleva a cabo su tour de cuaresma”, continúa Rodríguez.

El lugar en el que se comenzará a construir este centro, el próximo 6 de abril con una misa, será en las faldas del Cimatario en la Colonia Lomas del Sur y se tiene previsto albergue a 250 jóvenes en las distintas áreas como cabañas para retiros, comedor, salones de usos múltiples y una capilla.

La puesta en escena

Jesucristo Superestrella es una ópera rock clásica estrenada como álbum en el año 1970 y tres años más tarde en escena con música de Andrew Lloyd Webber y letra de Tim Rice. El argumento de la obra, presentada especialmente en días de cuaresma y Semana Santa, “se basa en los últimos siete días de vida de Jesús de Nazaret, iniciando con los preparativos de su llegada a Jerusalén y finalizando con la crucifixión”.

“El espectáculo escénico se centra en la psicología de Jesús y el resto de los personajes desde la perspectiva de su discípulo Judas Iscariote, personaje retratado como una figura trágica y descontenta con la dirección que toma la doctrina de su maestro, lo que deriva en un enfrentamiento político y personal entre los dos hombres, suceso que no está reflejado en la Biblia”, de acuerdo a la sinopsis proporcionada en el programa de mano.