23 / julio / 2021 | 11:52 hrs.

Tratamiento especializado para lograr tus metas

El coach Juan Antonio Hernández habla sobre la “inmunidad al cambio”, que impide transformar la vida de las personas

coach, éxito, trabajo, pensamientos, círculos sociales, objetivos, coaching, la inmunidad al cambio
Foto: Gonzalo Ibañez
Vida Q 26/07/2017 03:15 Karla Castillo Actualizada 15:10

Definir las metas de vida es una tarea difícil para la mayoría de las personas, encontrar el camino correcto y lograr el éxito son situaciones que todos los días están sobre la mesa, pero a veces para lograrlo, se requiere modificar en rutinas, círculos sociales, trabajo y hasta los pensamientos.

¿Qué nos detiene? Hace unos años, investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron el “Sistema de la inmunidad al cambio”; se trata de un enfoque de las nuevas generaciones que se deriva de experiencias —generalmente negativas— de diferentes entornos.

A partir de ese descubrimiento, se generó un proceso para armonizar el sistema, que precisa definir claramente cuáles son los objetivos, empezando por la visión general de la vida y es en este proceso donde entra el apoyo de los “coach de vida”, quienes ayudan a crear una estrategia, además de brindar retroalimentación constante, seguida de motivación y las herramientas necesarias.

Juan Antonio Hernández, especialista en cambio exponencial, platicó en exclusiva con EL UNIVERSAL Querétaro sobre este tema, al que se dedica el experto desde hace más de cuatro años y medio.

¿Cómo comenzaste en esta profesión?

—J. A: Es una historia interesante, ya que antes de hacer esto de forma seria, era abogado y me dediqué al litigio, pero llegó un punto de mi vida en el que decidí que quería ayudar a las personas, en lugar de estarme conflictuando. Ahora me dedico a todo lo contrario, a impulsar a las personas para que tengan una vida más satisfactoria; alcanzando sus metas. Hace unos cinco años tomé esta decisión, aunque empecé a estar en el medio del desarrollo personal desde los 18 años.

¿Cuáles fueron tus primeras experiencias?

—J. A: Desde los 12 o 13 años, en el tiempo que empezaba a llegar el Internet a México, me metía a buscar libros y La ciencia de hacerse rico, de Wallace Wattles fue el primero que leí; habla de cómo tener abundancia y una vida más satisfactoria. Desde entonces, me encantó todo este medio y siempre estuve leyendo. Después, cuando tenía 18 años me invitaron a un curso de coaching que le dio un giro de 180 grados a mi vida.

¿Qué es el coaching?

—J. A: Hay mucha desinformación al respecto y una de las maneras en las que puedo explicar qué es, es diciendo qué no es. Muchos creen que hablamos de un tema de terapia, pero este punto se enfoca en el pasado de la persona y cómo resolver problemas que surgieron previamente. En cambio, el coaching se enfoca en el presente, en saber cuáles son los objetivos y cuál es la manera más efectiva de alcanzarlos —no necesariamente implica un problema— solamente es el deseo de la persona que quiere tener un mejor resultado.

¿Cómo es una consulta de este tipo?

—J. A: Existen varias maneras de hacer coaching, en grupo o personalmente y hay un proceso determinado; inicia con la visualización de una meta en la vida, luego seguimos con la evaluación del punto en el que se encuentra actualmente y la situación a la que quiere llegar. Después se hace la estrategia y se trabaja sobre eso; dentro de ese inter, lo que puede ocurrir es que surja un tema muy novedoso que es “La inmunidad al cambio”.

¿A qué se refiere ese concepto?

—J. A: Es cuando una persona quiere hacer una modificación importante, pero no lo logra y no entiende el por qué; la mayoría de las cuestiones que se plantean actualmente es que “a lo mejor la persona tiene miedo” o “es floja”; pero no es eso, es un sistema al igual que el inmunitario biológico, sólo que funciona a nivel psicológico, ya que protege la identidad de la persona para que no sufra daños. En algún momento de su vida, se formó esa identidad y a un nivel subconsciente, la mente piensa que el cambio que se está intentando, es una amenaza.

¿Cómo enfrentas con tus clientes este punto?

—J. A: Algo interesante es que no solamente opera a nivel personal, sino que también puede ser grupal, en las empresas es como si fuera un ente independiente que tiene sus propias premisas que la ponen en funcionamiento. Para descubrir la manera de armonizarlo, se hace de la misma manera que individualmente; se definen los objetivos de la empresa, se crea la estrategia y se va tratando con pláticas, llamadas y citas que nos permitan brindar retroalimentación, motivación y las herramientas necesarias para llegar al objetivo.

¿Cualquier persona puede recibir coaching?

—J. A: El único requisito que existe es que la persona quiera hacer un cambio importante en su vida, claro que si este tipo de procesos se llevan a cabo con un adolescente, tendríamos que hacer un ajuste, pero prácticamente se puede aplicar a cualquier edad.

 

Comentarios