Alejandro Sanz llena el Auditorio Josefa

24/10/2013
12:15
-A +A

[email protected]

La noche inició con la iluminación del escenario y los gritos ensordecedores de 5 mil fans reunidos en el coloso de Constituyentes. De pronto, inició un video dedicado a aquellos que fueron víctimas del Maratón de Boston 2013 y que en su memoria, logró conjuntar a grandes músicos internacionales en esta canción.

El momento esperado llegó cuando apareció Alejandro Sanz, quien lució un pantalón y camisa negra y una playera con el signo “&” al frente e interpretó el tema “Llamando a la mujer en acción” y continuó inmerso entre las luces azules para entonar “Cómo decir sin andar diciendo” de su álbum “La música no se Toca”, lanzado en el 2012.

“Me da mucho gusto estar aquí en Querétaro, es uno de los últimos conciertos de la gira que comenzó hace casi un año. La vida es como éste concierto, es un gran viaje así que vamos a disfrutarlo y vivir este momento”, expresó el español.

Durante la velada, se dieron muchas sorpresas y cortesías. Una de ellas fue cuando cientos de personas bajaron ordenadamente por los pasillos del auditorio hasta el frente para fotografiar a su artista, sin que ninguno de los fans que pagaron su boleto en las primeras filas y la gente de seguridad se los impidiera.

El momento más romántico de la noche sucedió cuando un joven le pidió a Alejandro Sanz que hiciera una pausa en el concierto para pedirle matrimonio a su novia, quien le dio el ‘Sí’ ante miles de almas, hecho que derivó en que Sanz les dedicara a ambos “Corazón Partío”.

Alejandro Sanz se dio tiempo para bromear en repetidas ocasiones, tras supuestamente presentar primicias de sus nuevos temas, que al final resultaron ser sus más grandes éxitos como “No me compares” y “No es lo mismo”.

La noche continuó con algunos de sus temas más recientes como “Camino de rosas” y “Mi soledad y yo”, alentando al público a seguirlo al ritmo de la música con las manos en el aire. También interpretó “Quisiera ser el aire”, “Regálame la silla donde te esperé” y “Un universo de pequeñas cosas” para despedirse con “La música no se toca”.

Por el gran entusiasmo y buen ambiente de los presentes, quienes pedían una canción más, Alejandro regresó con “Mi Marciana”; el clásico con el que iniciara su carrera “Amiga mía” y por último, “Y si fuera ella”.