28 / julio / 2021 | 14:42 hrs.

Felices, hasta Michael Douglas

Vida Q 24/09/2013 00:06 Actualizada 10:41

[email protected]

Si la ceremonia de los premios Emmy fue sorpresiva, las fiestas que siguieron lo fueron aún más: hubo festejos para perdedores, joyas deslumbrantes, negativas de divorcio y hasta una actriz colombiana bailando twerking e imitando el polémico espectáculo de Miley Cyrus en la pasada entrega de premios de la cadena MTV.

Las fiesta post Emmy son una tradición. Esta vez, quien robó cámara fue Michael Douglas, quien ganó el premio por su actuación en la película Behind the Candelabra y aprovechó para mandar un mensaje de agradecimiento a su esposa Catherine Zeta-Jones “por su invaluable apoyo”.

La declaración provocó sorpresa porque desde hace un par de meses, esta pareja está separada y algunos medios han aventurado incluso que están por divorciarse. Douglas, con su anillo de bodas puesto, asistió a la fiesta organizada por la cadena HBO y dijo que no se va a divorciar.

“Sólo estamos separados un tiempo, lo cual es bueno para una pareja que, como nosotros, ha durado tanto tiempo”, dijo.

Curiosamente, del otro lado del mundo, su esposa Zeta-Jones visitó China el fin de semana para promover los estudios Oriental Movie Metropolis, que pretenden convertirse en el Hollywood de ese país.

Otra que deslumbró en la fiesta de los Emmy fue Sofía Vergara, quien para hacer un homenaje a su natal Colombia, lució en la noche del Emmy joyas de esmeralda valuadas en siete millones de dólares.

De acuerdo con la revista People, la actriz de Modern Family optó por unos aretes de platino, rubíes, zafiros y esmeraldas colombianas de 100 quilates, todos de la prestigiada firma Lorraine Schwartz.

Además, acompañó su imagen con un anillo de esmeralda colombiana de 40 quilates y con un diamante de 21 quilates.

Vergara estaba nominada por cuarta ocasión para llevarse un Emmy por su trabajo en Modern Family, pero no lo obtuvo, aunque la serie sí fue elegida como la mejor comedia. A la actriz, su derrota no pareció importarle mucho. Durante la fiesta, se dedicó a bailar con su novio Nick Loeb con quien practicó el baile de twerking (“perreo”) y se tomó algunas fotos en las que imitaba las poses sensuales de Miley Cyrus que han provocado escándalo este mes.

Respecto a las joyas, hay que recordar que en la pasada entrega del Grammy, en febrero, Jennifer Lopez usó joyas de 5.3 millones de dólares, mientras que en octubre del año pasado Salma Hayek lució unos aretes de un millón de dólares. Junto con Vergara, otros perdedores tuvieron su propia fiesta, organizada por Jon Hamm y Ammy Poehler. Se trató de un festejo benéfico, ya que los ganadores del Emmy que quisieran entrar, deberían pagar mil dólares. Para los perdedores fue gratis.

Zoey Deschanel, Leslie Mann, Judd Apatow y Bill Hader fueron algunos de los que asistieron.

Pero como siempre, la fiesta de HBO fue la más concurrida: Anna Gunn, Aaron Paul, Bryan Cranston, fueron algunos de los asistentes.