21 / septiembre / 2021 | 20:48 hrs.

Las mujeres conquistan las salas de cine en Estados Unidos

Vida Q 15/11/2015 03:06 Actualizada 03:39

Este fin de semana, los cinéfilos estadounidenses podrán meterse bajo tierra con Antonio Banderas para vivir la odisea de los mineros chilenos en Los 33, cantar villancicos navideños con John Goodman y Diane Keaton en Love the Coopers, y mirar embobado a Brad Pitt y Angelina Jolie como una pareja de millonarios deprimidos en By the Sea.

Las tres películas no podrían ser más diferentes: una inspiradora historia de la vida real, una comedia dramática tachonada de estrellas, y un filme de autor que retrata a un matrimonio desmoronado. Pero tienen algo importante en común: todas fueron dirigidas por mujeres.

Aunque puede que no sea la primera vez que esto sucede, ciertamente no es algo que ocurra con regularidad en Hollywood, donde sólo una fracción de los directores son mujeres.

“Es extraordinariamente raro tener tres películas prominentes que se estrenen el mismo fin de semana y que todas sean dirigidas por mujeres”, dijo Paul Dergarabedian, un analista de medios senior de la seguidora de taquilla Rentrak.

“Podemos apostar que en cualquier fin de semana se estrenan por lo menos tres películas dirigidas por hombres. Eso hace que sea notable”.

Según un estudio del Instituto Sundance y Mujeres en Hollywood, las mujeres dirigieron sólo el 4.7% de las películas de los estudios de cine y el 10% de las películas independientes entre 2009 y 2013.

La varianza de este fin de semana no es tanto una señal de cambio como una coincidencia ilustrativa que resalta los interminables desafíos que enfrentan las mujeres directoras en la industria para financiar y distribuir sus obras.

“En este momento se está despertando mucha conciencia, pero la verdad es que es más probable que una mujer dirija una película independiente que una de un estudio con un gran presupuesto, a menos que Angelina Jolie esté involucrada”, dijo Anne Thompson, fundadora y editora en jefe de Thompson on Hollywood.

Jolie sobresale por naturaleza por su estatus de celebridad. By the Sea, su tercer largometraje narrativo, es el único de los tres filmes que fue adquirido por un gran estudio antes de que la producción comenzara.

“Angelina Jolie es un ejemplo de una gran estrella de cine que tiene la influencia para hacer cualquier cosa que quiera”, dijo Thompson.

No es que los otros filmes no hayan tratado de entrar en las grandes ligas; los estudios no estuvieron lo suficientemente interesados desde un principio. La mexicana Patricia Riggen tuvo dificultades para conseguir el apoyo de un estudio para Los 33, una de las historias noticiosas de mayor prominencia internacional de la década, y una que además por casualidad tuvo un final feliz.

“No logramos que ningún estudio la financiara, así que nos convertimos en una cinta independiente”, dijo Riggen. “Ser una mujer directora es el camino difícil”. Los tres estrenos de este fin de semana han sido recibidos bien por críticos.