”Quiero mostrar un México bonito”: Chava Cartas | Querétaro

”Quiero mostrar un México bonito”: Chava Cartas

En este Día del Cine Mexicano, Chava Cartas considera que la industria cinematográfica nacional vive uno de sus mejores momentos

Cine Méxicano, Celebración, Producción, Cintas mexicanas, Contenido, Gusto Público, Director, Treintona soltera y fantástica, Rock Mari,  Rosario Tijeras,

Chava Cartas, cineasta

Vida Q 15/08/2017 04:11 Nancy Colín Actualizada 10:22

El cineasta Chava Cartas celebra el Día Nacional del Cine Mexicano y se congratula de la existencia de esta celebración, además de la gran producción de cintas mexicanas que apelan al contenido y al gusto del público. 

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, Querétaro, el director de cintas como Treintona, Soltera y Fantástica y Rock Mari, además de series como Rosario Tijeras, Señorita Pólvora y El Dandy, entre otras, habla del momento actual del séptimo arte en nuestro país.

¿Cuál consideras que es el momento actual del cine mexicano?

—Está en uno de los mejores momentos, de hecho me atrevo a decir que este cine de oro mexicano está regresando a las taquillas y creo que es una gran responsabilidad —por parte de productores y actores—, el hacer este cine que le guste al público, que pague y salga con una sonrisa después de ver una película mexicana.

Considero que empezó a suceder por cintas como las que ha hecho Gustavo Loza (¿Qué culpa tiene el niño?), Eugenio Derbez (No se aceptan devoluciones) y toda esta generación de cineastas; a nosotros nos fue muy bien con Treintona, soltera y fantástica, ya que está hecha para el público mexicano y latinoamericano, porque también está haciendo cine importante.

En las últimas semanas, algunas cintas mexicanas han rebasado en taquilla a cintas extranjeras de gran presupuesto, tal como Hazlo como hombre que desbancó a Emoji y Baby Driver ¿qué piensas de esto?

—Creo que es gracias a que hemos estado practicando durante muchos años haciendo cine de contenido, porque no podemos hacer cine de pirotecnia —como lo llamo yo—, que es lo que hace Hollywood donde todo lo avala y lo soporta su presupuesto, cosa que nosotros no tenemos, entonces debemos echar mano de historias con un contenido inteligente, que conmueva y lo que la gente se identifique; entonces comenzamos a tener este fenómeno de hacer cine comercial, que no significa que tiene que estar mal hecho o ser un cine banal, sino al revés, que tenga un mensaje y esté bien hecho, desde la fotografía y el escenario. Hollywood lo sabe y tan es así que ahora el protagonista de sus películas es Diego Luna, como en Star Wars, que es mexicano, y también tienen actores colombianos, brasileños y argentinos, porque saben que quien está consumiendo el cine está de este lado.

Para ti ¿que es lo mejor de hacer cine?

—Yo nací en Guadalajara y crecí en Durango, que era una ciudad muy pequeña y el cine para mí siempre fue entretenimiento puro y tal cual con esta ideología, empecé desde chavito en el cine, comencé como fotógrafo y después fotografié 14 películas, luego mi meta era empezar a dirigir y todo esto lo hago para justamente dejar un legado y un documento a nuestros mexicanos de que se puede hacer buen cine y ver cómo se ríen y lloran con lo que conté o con lo que yo puse en pantalla, es una bendición y es lo que me alimenta y me llena de orgullo y satisfacción.

¿Cómo visualizas el auge de las series?

—Es una parte importantísima de lo que está sucediendo en la pantalla grande porque como mexicanos y latinoamericanos antes teníamos la oportunidad de hacer una película —si bien nos iba— cada dos o tres años, y realmente no hacías un oficio, ya que éste se hace en el set; con horas de trabajo de estar con los actores, con la gente del crew para platicar una historia, entonces hoy en día, nosotros como realizadores ya estamos teniendo la oportunidad de estar filmando de lunes a sábado durante seis meses contando historias y eso te hace un gran músculo que lo vas a reflejar en la pantalla grande, que se nota con un cine mucho más maduro y con más cimientos.

Actualmente ya llevo casi 13 series de televisión, que han gustado al público, tal como Rosario Tijeras que le fue muy bien, El Dandy y Señorita Pólvora e hice la última que todavía no sale, se llama Falsos falsificados que es de un humor totalmente oscuro que no se habían atrevido a hacer, cosa que me encanta.

¿Qué es lo que más te gusta retratar de México?

—Yo me doy a la tarea y tengo la firme convicción de retratar lo mejor de nuestro país para exportarlo a todo el mundo; en una de mis películas —en Rock Marí— filmé en la Ciudad de México, en la estación de camiones y justo ahí sólo puse a la cámara del lado bonito, porque a veces nos encanta dar la vuelta y ver el lado feo porque de repente agarramos este rollo del México en el que se retrata toda la parte mala y la corrupción, pero que en este momento no me interesa presentar, yo quiero mostrar un México bonito, que prospera y en el que quieres vivir, como en Treintona, soltera y fantástica, que es un chick flick con una visión diferente y más humana; ahí retraté Guadalajara, que es una ciudad hermosa y que quiero que el mundo sepa que existe. Creo que una de las responsabilidades que tengo como director es mostrar un México hermoso, que realmente sí está y existe.

En este Día Nacional del Cine Mexicano, ¿qué es lo que debemos celebrar?

—Nuestro cine, que estamos haciendo de una calidad digna que la gente disfruta y que goza, que es una industria, muy redituable, que está comenzando con paso firme.

¿Y qué es lo que le faltaría al cine mexicano?

—Nada, sólo seguir haciendo películas porque no hay peor guión que el que no se filma, y que el gobierno continúe con ese estímulo que está increíble, que las compañías particulares crean que el cine puede ser un negocio y que se siga haciendo y enriqueciendo, ya que nosotros como directores somos responsables de poner en la pantalla esas historias que no son baratas y que aunque cuesta trabajo hacerlas, sean dignas del público.

Se cree popularmente que el papel de un director es sólo glamour ¿esto es real?

—No, para nada. El director es un personaje más, y siempre he dicho que este oficio de ser cineasta se trata de un gran engranaje que tiene que estar perfectamente bien ajustado uno con otro para que suceda, desde el que llega al set en la mañana a limpiar o cuando llega el de arte, hasta el director que da la cara y es el responsable que de sucedan las cosas; todos tienen el mismo peso. Como director debes tener esa habilidad de poder rescatar a todo tu crew, incluyendo a tus actores para que vayan al mismo puerto; el director es el personaje que se encarga de que todo tenga una armonía para que todos tus engranes funcionen, pero la responsabilidad es igual como director que como vestuarista, maquillista o fotógrafo, es un trabajo de todos.

¿Qué trabajo tuyo vamos a ver próximamente?

—La película se llama Mirreyes contra Godínez y es una comedia muy divertida. Es una producción de Francisco González Compeán y me tocó dirigirla; apenas estamos cerrando un gran casting y retrata lo que sucede hoy en nuestro país de este concepto Godín; está padre tener la oportunidad de presentarlo y llevarlo a la pantalla. Acabando la película arranco con la segunda parte de la serie de Rosario Tijeras que está padre porque la va a escribir el mismo que hizo la primera temporada.

0001_1.jpg

Comentarios