Reik, una banda para el primer y el segundo amor | Querétaro

Reik, una banda para el primer y el segundo amor

Vida Q 15/04/2014 01:32 Actualizada 10:17

Reik es una banda para muchachas que sueñan con el primer amor o, posiblemente, con el segundo. Para jovencitas como las que llenaron La Plaza de Juriquilla, Querétaro, en días pasados, donde la agrupación pop triunfó y prometió regresar pronto.

Los integrantes del grupo se presentaron en Querétaro como parte de la gira “Peligro”, título de su nuevo álbum, que empezaron hace un año y no se ve para cuándo para.

Pero cómo se sabe cuáles son las del primer amor y las del segundo amor. Fácil. Las primeras gritan, bailan, se emocionan con esta banda de Mexicali, Baja California. A las otras les dan ganas de llorar y piden cerveza a la primera canción.

La primeras portan cartulinas con frases como “Te amo Reik”, escritas con plumón y letras chuecas y están siempre en la primera fila del escenario, tratando de que Jesús Alberto Navarro (voz), Julio Ramírez (guitarra acústica) y Gilberto Bibi Marín (guitarra), las vean para gritar más fuerte y, después, hacer como que se desmayan.

Las otras, las que ya van por el segundo y el tercer amor, se conforman con tararear las letras de las canciones, sobre todo las que hablan sobre el amor que estaba y ya no está. “Y ya no sé cómo vivir, si ya no puedo estar cerca de ti, qué no daría por besarla, abrazarla una vez más“, letra de “Inolvidable”.

Las primeras llevan al novio y esperan que les declare su amor a medio concierto, cuando suena el tema “Déjate llevar” y jurar no separarse nunca. “No me digas por favor que olvidar será mejor, vivirás tu siempre en mis recuerdos, para que fingir, si sabes mejor que yo que este sueño terminó, hoy somos fuego que se enfrió”. (“A ciegas”)

Las segundas van al concierto con la amiga, se dan la mano y se hacen fuertes cuando los cantantes dicen “y me vuelvo a equivocar, la historia típica y en un irracional impulso eléctrico al mi corazón, corre en tu dirección, me hace tanto mal, tu amor errático, te sigo sin penar y una y otra vez vuelvo a tropezar contigo”. (“Peligro”)

Las primeras se compran en la entrada del concierto unas orejas de gatitas con luces de colores que se apagan y se prenden, además consideran que el amor es ciego y, muchas, veces tonto. “Y ven, contigo quiero enloquecer, no tengas miedo bésame, atrévete, contigo quiero despertar, no tengas miedo de intentar”, letra de “Déjate llevar”.

Además, las segundas temen que cuando empiecen a interpretar la canción “No desaparecerá”, las lágrimas las traicionen y resbalen por las mejillas. “Por qué he perdido esta batalla, donde sólo yo luchaba, fui un ciego y nada más, ves, cubre el tiempo las heridas que dejaste en mi vida, que marcaste el mi alma”. (“No desaparecerá”)

Reik viene de haberse coronado como la banda pop del momento, con un concierto en el Auditorio Nacional, en marzo del 2013. Luego de 11 años de carrera musical y cuatro producciones discográficas, el éxito los alcanzó.

Peligro es el título del disco de estudio más reciente, el cuarto de su carrera y es el nombre de la gira actual. Con el tema “Creo en ti”, sencillo de este álbum, el grupo regresa a las baladas de amor pegajosas que tanto éxito les han granjeado.

Finalmente, las niñas del primer amor, del segundo y del tercero, juntas, cantan todas las canciones, se las saben de memoria, saben que siempre que las cosas no vayan bien hay un tema de Reik que las ayuda a olvidar y volver a empezar.

“El pasado es un mal sueño que acabó, un incendio que en tus brazos se acabó, cuando estaba medio paso de caer, el silencio se encontró con tu voz, y seguí, y reescribiste mi futuro. Mi único lugar seguro, creo en ti, y en ese a mor queme vuelve indestructible que detuvo mi cauda libre. Mis fantasmas están en paz” (“Creo en ti”).