“La libertad es embriagadora”, Erik, de Allison | Querétaro

“La libertad es embriagadora”, Erik, de Allison

Con nuevo integrante y experimentando independencia en la música, la banda se prepara para pisar varios escenarios de la República con la Gira Indio

Allison, Discografía, Música, Gira indio, La Glotonería, Banda, Nuevo integrante, Happy Punk

“La libertad es embriagadora”, Erik, de Allison Allison se prepara para iniciar su paso por el Circuito Indio junto a las bandas Eurídice y Buen Viaje, con quienes llegará este viernes a La Glotonería, en Querétaro (CORTESÍA ALLISON)

Vida Q 05/07/2017 03:12 Nancy Colín Actualizada 14:59

Tras su separación de la disquera Sony, Allison se ha reinventado para seguir adelante con su esencia, pero experimentando con otros géneros además del happy punk, temas que podrán disfrutar los asistentes a la Gira Indio. 

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Erik, vocalista de la banda, habló sobre la nueva independencia creativa que experimentan, su nuevo integrante, el adiós de Manolín y los nuevos rumbos de la agrupación.

¿Qué les parece la “Gira Indio”?

—Apenas vamos a empezar el jueves; venimos de un Teatro Metropólitan —hace dos semanas— que fue sold out; la preparación fue extenuante y algo complicada porque requirió diseñar toda una producción y hacer visuales para 27 canciones. Tuvimos dos semanas de relajación y ahora comienza Circuito Indio con 12 fechas por algunas ciudades de México; ya diseñamos un set y se va a hacer una mezcla con lo que hicimos en el Metropólitan y nuestra gira actual.

¿Cómo se llevan con Eurídice y Buen Viaje, sus compañeros de cartel?

—De hecho, Hari Sama, uno de los integrantes de Eurídice, fue el director del último video que lanzamos de “Miedo”; es un director de cine muy talentoso y nos hizo un video con una visión mucho más artística. Por su parte, Buen Viaje son unos chiquillos que hemos venido apoyando con el sello disquero que surgió para lanzar el nuevo disco de Allison.

¿Hablas de Nítido Records?

—Sí, es una disquera independiente integrada por algunos integrantes de Allison con otras personas; este sello se diseñó para poder lanzar el disco, ya que luego de terminar la relación con la disquera Sony, empezó la auto gestión y tuvimos que desarrollarla. Ahora que yase encuentra más establecida, se está pensando en lanzar nuevos talentos.

¿Cómo fue el salto a trabajar sin disquera?

—Fue muy difícil, obviamente te puedo decir que todo lo que aprendimos fue por trabajar con Sony porque nuestro primer disco lo firmamos con esa disquera, pero la decisión también respondió a que con el último disco que tuvimos con ellos ya no nos apoyaron; fue una producción con una nominación al Grammy y no teníamos ni siquiera video de la canción nominada. Nos dimos cuenta de que en realidad cuando no tienes una buena relación con la disquera, estás solo.

¿Qué les dejó esta experiencia?

—Afortunadamente todas esas lecciones nos hicieron una banda más fuerte, sólida y sin miedo. Ahora sabemos que nuestra base de fans va a seguir creciendo y funcionando de la misma manera: haciendo música sincera, porque no queremos tener una segmentación o un límite artístico; deseamos crear de manera totalmente libre y ser más reales con nuestros seguidores.

¿Cuáles eran sus limitantes antes de la independencia?

—Allison ha ido evolucionando con el paso de los años y de venir de un chip totalmente happy punk o punk rock, ahora tenemos rolas punk, metaleras o baladas. Yo soy músico y hago lo que me inspira; no me gusta definirme de alguna manera porque creo que me cortan las alas para hacer muchas cosas, la independencia nos liberó —además de monetariamente— en aspectos como poder escoger hacia dónde queremos llevar nuestra carrera, porque nosotros empezamos desde abajo en el Foro Alicia, hicimos un Vive Latino sin disco y después, obviamente por la masificación que tiene implementada la disquera, nos hizo una banda pop, pero ahora estamos en una posición muy privilegiada y podemos ser arquitectos de nuestra propia carrera.

¿Sin embargo, su sencillo “Miedo” sigue con la esencia de Allison, no?

—Sí totalmente, no nos podemos desprender de eso, con el paso de los años Allison ya tiene un sonido que es algo difícil de lograr como banda, entonces la esencia no se pierde, pero como persona eres vulnerable a lo que te rodea y cada vez estamos más lejos de la adolescencia, nos vamos conformando con cuestiones más intrínsecas; esa oportunidad de construirte libremente te hace darte cuenta de que en realidad eres un artista y no te volviste un producto.

¿Qué paso con Manolín?

—Manuel sigue estando en Allison y nunca va a dejar de pertenecer a la banda. Él tuvo un accidente en el 2010 que fue parte del motivo por el cual paramos un par de años y creo que cada persona tiene ese derecho de replantearse qué está haciendo de su vida al haber estado tan cerca de la muerte. Vivió un proceso largo de dos años de estar en terapia física y tuvo que reinventarse porque casi perdió su mano derecha y reaprendió a tocar y a conectarse con el instrumento; obviamente esa introspección de sanación le dio un crecimiento mental y espiritual tremendo, entonces ahora tiene una mente de un señor de 50 años en un cuerpo de alguien de 32, es más que familia para mí.

Cuéntanos del nuevo integrante

—Alfie vino a agregarle algo muy bueno a la banda que nos hacía falta hace tiempo; es el músico más experimentado de Allison y esa sabiduría le inyectó muchísima potencia a la banda, refrescó muchas cosas y mejoró el sonido.

¿Cuál es el momento actual de la agrupación?

—Acabamos de tener el show más hermoso e importante de nuestra carrera y de aquí en adelante se escribe una nueva historia, ya que haber hecho el Metropólitan con toda esa producción nos puso un muro muy alto para poder mejorarlo; ahora la meta es superar lo que nosotros mismos construimos.

¿Hacia dónde va Allison ahora?

—Lo que viene es aislarnos para empezar a componer el nuevo disco, pero el resto del año estaremos de gira trabajando para terminar la promoción de Todo está encendido, queremos hacer gira por toda Latinoamérica y regresar a EU.

Háblanos de su última producción Todo está encendido

—Rescata las crónicas de los últimos cuatro años de gira antes de entrar al estudio, en él se percibe una evolución de la banda porque obviamente es un disco que hicimos ya brincando los treintas y es un chip que cambia automáticamente. Por primera vez pude integrar muchas partes de mí que no convergían en ningún lado, como la poesía que yo escribo, además no quise limitarme y este disco tiene sintetizadores, cuerdas, ambientes, voces y guitarras, entonces tuvimos que integrar a un músico invitado en escena para poder ejecutarlo en vivo: Carlos Oseguera, quien lleva más de un año de gira con nosotros.

Comentarios