Se encuentra usted aquí

Hércules a la máxima expresión

02/06/2015
02:55
-A +A

[email protected]
En un espacio de la antigua Fábrica de Hilados y Tejidos El Hércules, 27 artistas se reunieron en el 2014, por invitación de Jordi Boldó, para pintar obra de gran formato, inspirados en las hazañas míticas del gran Hércules y en los vestigios de calderas y turbinas  que quedaron de aquel imperio de hilados.

El proyecto se tituló: Los trabajos de Hércules, y se originó como un taller, en donde los artistas se reunieron a pintar en la misma fábrica, pero cada uno en su espacio y en total libertad creativa, así se originaron las piezas de la exposición que  actualmente se encuentra en el Museo de la Ciudad, en donde permanecerá hasta el 12 de julio.

El pintor de arte abstracto Jordi Boldó, además de ser el curador de la exposición, también  participa en esta exposición, con la pieza titulada: Los doce trabajos de Hércules, pero no en el orden  y la imagen estricta que dicta el mito griego.

María Beatriz González, mejor conocida como Ticha González,  expone la pieza: Hércules, doble naturaleza, humana y divina. Su obra comienza en la mirada de Hércules, en donde plasma las emociones que ve o imagina. “Por eso es muy importante para mí los ojos,  la visión, siempre trato de pintar desde ahí una pieza, siempre la comienzo ahí, desde los ojos, y  en esta obra de gran formato trato de plasmar lo cálido y lo frío, el sol y la luna, la dualidad que él (Hércules) vivió siempre y las  12 pruebas por las que tuvo que pasar”.

Ticha González actualmente se encuentra trabajando en una exposición individual que se presentará en enero del 2016 en el Museo de Arte, en donde los próximos meses también participará en una muestra colectiva.

Los muros de la fábrica. Paula Balderas  presenta una pieza inspirada en las paredes de la antigua fábrica. "En donde hay muchas calderas, turbinas, mucha tubería, yo usé todas las manijas de todas las calderas y todas texturas de muros y pisos para pintar mi obra".

La joven pintora Claudia Wiesenberger creó su obra basándose también en los muros  del lugar. “Son muros antiguos y deteriorados, en eso enfoque mi pieza, pero metiendo algo más contemporáneo y con mucho color. Jordi y Esmeralda Torres me ayudaron mucho, fue una buena experiencia y el lugar de la fábrica te inspira a crear”.

Liliana Caballero es otra de las pintoras participantes, su obra, ahora que la ve expuesta en el Museo de la Ciudad, se ve distinta al momento en que terminó de pintarla, porque “todo lo hacia en el piso y ahora que llego  a verla montada y con la luz, ves muchos caminos y te encuentra las llamas y el fuego y eso te trasmite mucha luz”.

Esta joven artista estudió la carrera de informática, pero la pintura siempre ha sido su pasión, y el participar en Los trabajos de Hércules, platica, “ fue bastante enriquecedor, crecí mucho,  deje muchas ataduras que  traía sobre la pintura y al pintar en gran formato me sentí libre para pintar lo mío, y lo mío es como más emoción, más sentimientos, más dejar salir lo que llega en el momento,  porque el  arte  abstracto es eso, no  es algo que trazas, que mides, mi arte es emocional”.